GAZAPOS DE PELÍCULA

No son nuevos los artículos sobre cámaras fotográficas empleadas en películas de cine, pero yo doy un paso más y me dedicaré a destripar sin piedad ejemplos del uso, mal uso y abuso de cámaras clásicas en la gran y pequeña pantalla.

Me he decidido ha crear este artículo a raiz de ver unas secuencias del juego de moda "Red dead redemption 2" donde he visto aparecer dos cámaras clásicas, lo que va ya más allá de mostrar dichos aparatos en el cine; también se pueden encontrar en videojuegos, series de televisión...
Y una de las cosas de las que te percatas es que, en gran parte de los casos, las cámaras están peésimamente empleadas. El director, realizador, o quien sea no se toma el tema con el rigor necesario y usualmente emplean cámaras totalmente anacrónicas que además para redondear los "fotógrafos" suelen emplear erroneamente.
Así que aquí voy a ir colgando ejemplos de estas cámaras y haciendo un análisis de las mismas. Se han empleado bien o mal? Vamos a verlo!

Ah! y si conocéis alguna película, serie, videojuego... donde aparezca alguna cámara clásica y queréis que la analice, me mandáis un mail con una foto donde se vea o un link al video o corte del mismo y la añadiré encantado a esta lista! Con "cámaras clásicas" me refiero esencialmente a cámaras desde 1840 hasta como mucho los 1950-60´s, y evitadme a ser posible ejemplos obvios (James Stewart con una Exakakta VX y un objetivo de infarto en "La ventana indiscreta" sería un clásico) o muy modernos como las Nikon en La chaqueta metálica y otras pelis de Vietnam.

Puede que en muchos casos me consideréis un "tiquismiquis" o un picajoso por exigir perfección en el uso de cámaras en las películas, series, documentales, etc. que os voy a mostrar. Diréis "vaya, pero si no es para tanto!" "Si sólo es una peli y si no lo sabes ni se nota" pero es que precisamente es por esos fallos que muchas veces en la cultura popular quedan anclados estereotipos sobre estas cámaras que son totalmente incorrectos.
Así pues, qué os viene a la cabeza si os mentara a un fotógrafo del Siglo XIX? Pues seguramente a un señor con bigote y bombín, detrás de una cámara de madera sobre un trípode del mismo material, que además se oculta debajo de un trapo al tirar una foto mientras al tiempo dispara un flash de magnesio con una mano. Dejando aparte el bigote y el bombín, que dependería de cada fotógrafo en su caso, lo del trapo y el flash estaría totalmente mal empleado. Simplemente no era así, como os explicaré en algún que otro ejemplo. Pero como en Hollywood y otros medios es como se ha venido a mostrar siempre, pues lamentablemente se acaba asumiendo casi como dogma de fe.

A través de todos los ejemplos, sacamos una curiosa conclusión: Que las cámaras favoritas usadas en el cine son las tipo Graflex Speed Graphic. Esto será posiblemente debido a que fueron las cámaras por antonomasia de los primeros reporteros gráficos, especialmente de los primeros reporteros de guerra durante la II Guerra Mundial. Esto unido a que esta cámara se solía emplear con el típico flash lateral de bombilla las hace candidatas ideales para muchas películas de época. El problema es que en la mayor parte de los casos están mal empleadas ya que intenta estirar el chicle temporal dew cuando se usaron o no. A grosso modo y para que os orientéis, este tipo de aparatos con flash se empleó por reporteros desde comienzos de la II Guerra Mundial hasta digamos finales de la década de los 1950´s. La cámara y los flahes de bombilla existían de hecho desde en torno a 1930 pero aún pasaría casi una década hasta que se usaran como muchas veces nos lo plasman, de manera equivocada, en la gran pantalla.

Por último os advierto que en casi (o sin casi) todos los enálisis habrá spoilers de las películas analizadas! Y si en muchos casos os parece que soy demasiado mordaz con mis críticas...probablemente tengáis razón, pero es que uno es como es ;-).

Red Dead Redemption 2
Corre el año 1899. El jugador maneja al vaquero Arthur Morgan, quien entre sus pertenecias lleva una cámara de fotos con la que podemos tomar imágenes del juego. La cámara como se ve es de cajón y se intuye que de rollo. ¿Esto era posible en 1899? Lo era, aunque por el tamaño y forma parece ser una Brownie No.2 que no aparecería hasta 1902 (las de 1899 era usualmente o más grandes como la Blair Weno Hawk eye No.2 o más pequeñas como la Kodak Pocket.
Pero lo que está definitivamente mal es...que la usa al revés!! Como podéis ver parece ser que los programadores han tomado la ventanilla trasera para comprobar el paso de foto como si fuera el objetivo. Así Arthur sólo logrará sacar fotos (borrosas) de su propio chaleco.
Soprendentemente, sí que existe sin embargo una cámara similar a la que utilizamos como Arthur Morgan en el videojuego. Se trataría de la curiosa "Dandycam" de la compañía británica Houghton. En este caso el objetivo aparece donde la cámara del juego aunque en el lado contrario. Habría sido todo un puntazo que los desarrolladores pusieran en manos del protagonista una cámara tan rebuscada. El problema? Que las primeras referencias de la Dandycam datan de 1908; casi una década después del año de la trama del juego...

Por otro lado, se ve a Arthur tomando las fotos alegremente al aire libre. En 1899 y con ese tipo cámara debería de ser prácticamente imposible tomar una fotografía con una cámara de cajón en las manos y que saliera enfocada y no trepidada (además de subexpuesta). El objetivo no era más que un simple menisco y la película de rollo tenía una sensibilidad tan baja que se requerían varios segundos en el mejor de los casos para tomar cualquier fotografía con ese aparato.
En la misión del asesino en serie, encontramos en su guarida una cámara de fotos de placas plegable sobre un trípode. Por desgracia no se llega a distinguir bien el aparato (si yo fuera el jugador podría fijarme mejor) pero en este caso la cámara podría ser correcta. Ya existían aparatos y obturadores de ese tipo en 1899 como la Rochester Camera Co. Poco A a la que realmente se asemeja mucho. Bravo.
Al estar dentro de un zulo en el que hay que moverse con linterna, para hacer cualquier foto, el psicópata debería hacer uso de flash de magnesio. Esto por desgracia no se aprecia en el juego.

El gran Gatsby
Una de mis favoritas. no películas, sino de meteduras de pata.
Aquí transcurre la acción en el año 1922. En una orgía que se monta Peter Parker se ve a una persona tomando fotografías de los alegres comilitones con una...Rolleicord??? Dicho aparato no llegó a existir hasta 1933 y de hecho el que se ve en las imágenes (a ver si saco alguna más clara) parecen corresponder a un modelo postguerra, y con ello me refiero a la Segunda Guerra Mundial!
Un fallo un bastante vergonzante para una superproducción de Hollywood en la que invirtieron creo que más de 125 millones de dólares.
Pero la Rolleicord no es la única cámara anacrónica del filme. Durante varias escenas se puede apreciar a reporteros sacando fotografías a destajo con lo que parecen ser cámaras Graflex y/o Linhoff. Vale que Graflex ya vendía aparatos reflex en 1922, pero los que se ven en la película datan de finales de los 1930´s y sobre todo de los 1950´s!!
Claro que los aparatos contemporáneos no quedan tan glamourosos, pero se habría agradecido la correción histórica.
Por otro lado, y ya como es de esperar al ver a los fotógrafos con esos aparatos, todos utilizan alegremente flashes de bombilla desechables, sincronizadas con el obturador de los aparatos. Claro, pero el caso es que las primeras bombillas de flash viables no se inventarían hasta 1930 y las primeras sincronizaciones más o menos factibles para usarlas no aparecerían hasta en torno a 1934.

Por otro lado, en otra escena se les ve rodando en el exterior con una cámara de película que por sus dimensiones, sería impensable en 1922.
Simplemente genial.

The last samurai
Vale, no todo van a ser meteduras de pata en Hollywood! A veces aciertan. O más o menos.
En esta otra superproducción cinematográfica, vemos aparecer un gran aparato profesional de placas. Corre esta vez como mucho el año 1877 por lo que las placas de gelatina seca ya se habían inventado hacía más de un lustro aunque realmente en tiempo que trancurre la acción en Japón aún no era una técnica demasiado extendida. Normalmente el fotógrafo no es que se pudiera cargar el aparato al hombro, ponerlo donde quisiera y disparar, no. En esa época lo normal aún habría sido llevar con la cámara una tienda portátil con todos los químicos necesarios para el proceso.
Pero claro, esto es algo que tampoco sabían los japoneses semifeudales a los que pretendían engañar para rescatar al jefe del clan.
He de decir de todas maneras que por el tipo a tamaño, la cámara más bien se me antoja como una "Cámara de viaje" (no estrictamente profesional) de en torno a 1900. Ya lo dije al principio; O más o menos.

Mil maneras de morder el polvo
Sigamos en fechas similares, ahora en el lejano oeste.
Aunque parezca mentira, parece ser que en el caso de una película de coña, se tomaron la elección del atrezzo (algo) más en serio!
En una de las escenas (o una de las maneras de morder el polvo) un fotógrafo les va a realizar una toma a una pareja que se situa delante de una lona con un fondo determinado. El fotógrafo utiliza un flash de magnesio que está sobrecargado. Tras la ignición el fotógrafo sale volando por los aires y la pareja se pone a arder y los rematan (piadosamente, claro) a tiros.
Si bien es cierto las mezclas que se hacían con polvo de magnesio podían resultar muy peligrosas, e incluso mortalmente explosivas, sería muy raro que un fotógrafo callejero empleara estas substancias en 1882, ya que aún no existían mezclas estandard (la primera más o menos funcional llegaría en 1887) y además el magnesio tenía en esa época aún un precio prohibitivo. No; las fotografías nocturnas aun prácticamente no existían y las diurnas, como en esta película, se realizaban sin flash aunque la pareja habría de haber estado aguantando la pose durante más tiempo, lo que además les habría salvado la vida.

Por otro lado el tipo específico de flash que emplea el fotógrafo (y que es el que nos viene a todos a la mente en estos casos) no se desarrollaría hasta casi el 1900, fecha hasta la cual incluso algunos quemaban la pólvora de mercurio directamente sobre una sartén corriente! Así que aunque el tema esté bastante bien tratado, siguen comentiendo una incorrección al sacar este flash en la película. Pero eran por supuesto exigencias del guión.
Creo recordar que incluso en la película mencionan correctamente el tema de permanecer serio en las fotografías (o sinó te morías o algo así). Totalmente correcto (no lo de morirse!) ya que la durar las tomas varios segundos, nadie aguantaba ese tiempo con la misma sonrisa en el rostro con lo que las fotos podían salir movidas. Es por ello que la gente aparacía tan seria, al ser la expresión más fácil de aguantar durante el transcurso de la toma. De hecho las sillas de los estudios fotográficos de esa época venían provistas de un reposacabezas de reducidas dimensiones (extraíbles o fijos), de tal manera que la persona a fotografiar podía mantener la cabeza en su sitio durante el tiempo de la exposición (sin sonreir, por supuesto) sin que por ello se apreciara dicho reposacabezas en la imagen.
La elección de la cámara también me parece más acertada que el la del último samurai. Muy importante que no cometen el imperdonable fallo de tomar la fotografía escondidos bajo el trapo; cosa que sería imposible ya que eso se hacía sólo para enfocar la toma, nunca para disparar ya que no se podría haber visto nada al estar la placa y no el cristal de enfoque montado.

Galileo
Otra metedura de pata que se las trae. Así que agarraos a la silla.
En este caso se trata del programa de televisión alemán "Galileo" que para más inri, es un programa de divulgación científica. Cometer el fallo que ahora os muestro es, cuando menos, imperdonable.
En este capítulo muestran cómo se resolvía un crimen en 1928. Para ello, se ve cómo uno de los gendarmes encargados toma fotografías de la escena con una cámara de cajón.
Vale, es que esta escenificación tiene tantos, tantos fallos que es de verdad como para coger al realizador y cantarle las cuarenta en varios idiomas. Vayamos por partes (Jack the Ripper dixit):
- La cámara que se ve es una Agfa Box. Aunque Agfa ya existiera como empresa de material fotográfico desde hacía más de medio siglo, no fue hasta 1926 que produjeron cámaras fotográficas tras hacerse con la empresa de Rietzschel. Y cámaras de cajón sí que hicieron claro. A partir de 1930!
- Además de ser una Agfa Box, es una Agfa Box 50. Y esto es malo? para la cámara no, pero sí para la escena si tenemos en cuenta que la Box 50 se empezó a producir en 1950! Fue poco después sustituída por la más conocida Agfa Box 600 "Synchro Box" que era prácticamente igual pero incluyendo unas conexiones superiores para los flashes de Agfa tipo "Agfa Blitzer K". Si en este reportaje lo hubieran incluído, sí que habrían rizado el rizo del esperpento.
- Las cámaras de cajón eran cámaras básicas amateur e incluso casi exclusivas para el consumidor infantil. Dejar que un policía hiciera fotos de un crimen con uno de estos aparatos sería, por parte de su superior, así como llamarle retrasado mental (con todos los respetos). En 1928 había ya cámaras muchísimo más capaces que una cámara de cajón (de las que por otro lado en 1928 en Alemania había bien pocas) y que podría haber usado un policía para plasmar un crimen en imágenes.
- Fijáos cómo está haciendo la toma...por Tutatis!!! Si está pegando el ojo al visor!! intentad hacer eso con una cámara de este tipo; os digo yo qué es lo que veréis...un borron! para mirar por esos visores hay que mantener la vista perpendicular al mismo a unos 30cm de distancia (depende). Sería imposible encuadrar ninguna foto disparando de la manera que lo hace el gendarme rompetechos.

Muy muy mal, Galileo. Mira que a veces me gusta mirar vuestros reportajes pero en esta ocasión os pongo un cero porque no puedo menos.
Gracias a Rainer por el aporte!

Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal
En la escena final de la última entrega (hasta el momento) de Indiana Jones, en la que el aventurero se casa con su amor de juventud Marion, su hijo en lugar de pasearse con transformers se prepara para tomar una inatantánea del evento. Para ello tiene preparada una Kodak Flash Brownie. Esta cámara fue producida en 1955 por lo que es perfectamente esperable en un evento que ocurre en 1957 como es esta boda, sólo que caso de hacer la foto dentro de la iglesia (nunca se le ve salir afuera para ello) le habría sido indispensable el flash para el que estaba diseñado este aparato.
La mayor duda que me planteo es que cómo a alguien que en teoría tenía tanta pasta, como el hijo del más famoso cazatesoros de todos los tiempos, no le llegaba el dinero para comprarse una cámara más decente para fotografiar la boda de sus padres. La respuesta podría ser la escasa habilidad del fotógrafo, por supuesto.

The Walking Dead - Temporada 8
Y curiosamente nos encontramos exactamente a la misma cámara de nuevo pero en un escenario totalmente distinto.
Ahora recorremos un mundo postapocalíptico sembrado de zombies y gente con ganas de matarse los unos a los otros por un plato de lentejas.
En la temporada 8 (spoiler!), Rick es retenido por los Scavengers cuando va de nuevo a pedirles ayuda. En uno de los momentos, le sacan de su contenedor-celda y la jefa se pone a hacerle fotografías con el aparato mencionado, aunque en esta ocasión sí que utiliza el flash y además en varias ocasiones.
Ya que la escena ocurre en digamos el 2018, es totalmente posible que se use este aparato. Pero por qué? En la misma temporada Rick y los suyos también fotografían las matanzas que perpetran entre los Saviors pero para ello emplean una Polaroid. Esta elección es más que lógica en un mundo en el que las cámaras digitales sirven de poco (a no ser que se disponga de electricidad, que por otro lado sigue existiendo) y que ya no existen laboratorios de revelado a la vuelta de la esquina donde mandar los negativos.
La jefa de los Scavengers sin embargo guarda sus fotografías en papel como preciados tesoros, por lo que tiene la capacidad de revelado y positivado/ampliado. Entonces, por qué usar una cámara barata de hace más de medio siglo? Nadie me podrá contar que si son capaces de encontrar una Kodak Brownie Flash y todo el material necesario para usarla, no son capaces de encontrar una cámara ("analógica") un tanto más contemporanea que además ilumine, por ejemplo, película de 35mm y no un aparato no ya que usara el más común rollo 120, sino que usaba rollo 620 mucho más difícil de encontrar hoy en día. Pero claro, la jefa sería una fan del Vintage. Ahí ya no me meto.
No, desde luego la elección de esta cámara entraría dentro de lo posible pero no sería nada lógica y/o acertada. De nuevo podrán basarse en las escasas dotes fotográficas de la usuaria pero la excusa no me vale teniendo en cuenta que ella o alguien cercano sabía lo suficiente de fotografía como para revelar y positivar negativos y eso no lo puede cualquiera por que sí.
Por otro lado, teniendo en cuenta que el día era muy soleado y hacían las fotos en el exterior, con tanto flash es más que posible que quedaran sobreexpuestas.
Pero claro, queda muy "Mad Max" el fotografiar con ese aparato Vintage en un mundo zombie. En fin.

James Bond: Al servicio secreto de su majestad




En 1969 George Lazenby protagonizaría su primera y última película como James Bond (Sí, hubo un eslabón perdido entre Sean Connery y Roger Moore!). En ella se le ve utilizando una cámara "de espía" (que sin embargo podía comprar cualquiera) Minox B. Ese mismo año se lanzó el siguiente modelo Minox C por lo que el uso del modelo B sería correcto aunque aquí habría andado "M" algo lento en el suministro de utillaje.
Lo que sí que no es esperable es que el gran superagente secreto 007 use la cámara...al revés! Esto es, con los botones y controles hacia abajo. La foto va a salir igualmente, aunque mira que se complica la vida. Además con el peazo guantes que calza al usarla tiene que resultar realmente complicado dar con el botón de disparo.
Además, y como suele pasar cuando alguien saca fotos en una película de cine, el encuadre que se muestra de las fotos tomadas no corresponde ni por asomo al que resultaría de fotografiar desde la distancia que se hace de más o menos un metro.
Vemos que 007 saca instantáneas con su Minox al revés, de varios rostros de mujeres de un tabloide. Se aprecia que la imagen tomada es exactamente un rostro cada vez, pero para lograr ese encuadre, la cámara debería estar a unos 5cm de la imagen. Este enfoque tan cercano ni siquiera lo lograría la Minox que podía como mucho a unos 20cm, que no estaba nada mal. En la 3ra. foto os encuandro en azul lo que se supone que está fotografiando en la película y en amarillo lo que (como mínimo) debería estar encuadrando realmente la película. Claro que aquí no tengo en cuenta las posibles modificaciones ultrasecretas que "M" hubiera podido hacerle a la cámara...
Mención especial en este filme a Telly Savallas encarnando al "Dr. Maligno" original.
Gracias de nuevo a Rainer por este aporte.

Acacias 38. Episodio 552.
Y si en las películas americanas meten la pata, en suelo nacional no nos quedamos cortos. Además este ejemplo me toca incluso personalmente por lo que os lo expondré con lujo de detalles.
En este episodio de la serie "Acacias 38" (serie que admito no haber visto nunca más allá de esta escena) se reune un grupo de señoras para hacerse una foto.
Corre el año 1902, y para el trabajo llega un fotógrafo cargando su aparato al hombro ya montado en un trípode y con un trapo negro en la mano. Ya me lo veía venir...
Por el año, el tipo de cámara sería correcto, y igualmente de correcto se aprecia al pasar el fotógrafo, que la cámara viene equipada con el cristal de enfoque pues aún ha de enfocar/encuadrar la imagen a tomar.
Vale, pues mientras las señoras y señoritas se preparan y hablan de sus cosas, se ve de refilón como el fotógrafo toca y acaricia sin sentido los laterales y piñones de la cámara, como si la estuviera ajustando. Bueno, cosas del guión, pero un fotógrafo no vendría paseándose por media ciudad con la cámara desplegada y al hombro. Traería el trípode cerrado y la cámara plegada. Lo montaría todo en el lugar de la foto ya que se trata exclusivamente de esa toma.
No se qué objetivo montaría el aparato pero no parece ser un gran angular y se me antoja demasiado cercano a las señoras como para poder encuadrarlas completamente.
En un momento dado se ve cómo pone el trapo encima de la cámara y se mete debajo. De nuevo esto sería el procedimiento normal pues de esta manera se eliminaban los reflejos en el cristal de enfoque y se podía enfocar y encuadrar con precisión. El caso es que se le ve pegar demasiado el careto al cristal como para poder enfocar (véis vosotros la tele a 5cm de distancia?) aunque aceptamos pulpo. Pero a partir que aquí, ay! la cagaste Burtlancaster.


Cuando apareció el fotógrafo en escena cargando la cámara (Foto #1), no se ve que porte con él ningún tipo de placa fotográfica o a un ayudante que lo haga; dónde está el negativo pues? Pues en ningún sitio ya que el "fotógrafo" tan pancho después de lo que se supone es el enfoque...se queda debajo del trapo para hacer la foto!!
O sea, en ningún momento (y aunque no se vea directamente) ha retirado el cristal de enfoque para introducir la placa por lo que no puede existir foto. Caso de sí haberlo hecho (y ahora veremos que no), quedarse debajo del trapo sólo le serviría para esconderse de alguien ya que la propia placa imposibilitaría ver a través del objetivo.
Más surrealista aún, es que la toma dura así como un segundo aunque sea de día ya que no se usa flash...pero se oye cómo se dispara uno!! jarl!! atracón de psicotrópicos! Es como en las pelis de chinos que a cada patada o golpe de mano de se escucha un "plump!" para darle más realismo a la escena. Pues aquí una cámara (sin obturador) tiene que hacer ruido de flash sin haberlo, por mis webs (con perdón).
No se vayan todavía, aún hay mas! Una vez que se supone ha tomado la foto, las señoras que se habían quedado tiesas para la toma, se ponen de nuevo en movimiento, supuestamente por que han escuchado el "flash" etereo, ya que el fotógrafo no les hace ni una indicación y es en ese momento (ojo al dato!) cuando el fotógrafo cubre el objetivo con la tapa que tiene en la mano!! Pero si se están moviendo!! Lo de que la cámara fuera sin obturador sería aún más o menos correcto (aunque sería más esperable incluso el uso de un obturador de cortinillas tipo Thornton-Pickard en el objetivo) y ello implicaría que el fotógrafo descubriría y cubriría el objetivo el tiempo requerido de la obturación...pero se ve que lo tapa después del "flash" fantasma y cuando las madams se empiezan a mover y charlar. Pa mear y no echar gota.
El culmen del esperpento es cuando el fotógrafo se pone a recoger su equipo, para lo cual simplemente retira el trapo de la cámara (que ya hemos visto no hacía falta al hacer la toma)... y se ve que la cámara tiene montada el cristal de enfoque!!! Señoras, que os han timado!! Os han hecho una foto sin negativo!! Ya verás cuando vayan a recoger la foto y les den una caricatura o un vale. LOL!!!
Además caso de haber realizado la toma, vemos perfectamente que la cámara está dispuesta en formato vertical, cuando esa foto está pidiendo a gritos un formato horizontal. Caso de haber negativo, habría tocado ampliar y recortar.
Tras ello el fotógrafo se vuelve a cargar la cámara tan campante al hombro (con el cristal de enfoque siempre a la vista y sin negativos) y se marcha de nuevo por media ciudad de vuelta con la cámara totalmente montada al hombro. Algo así como que os fuerais de acampada y llevarais la tienda ya plegada desde casa. Genial.
Y por qué este ejemplo en concreto me afecta personalmente? Os cuento. En el 2015 el departamento de dirección artística de esta serie se puso en contacto conmigo (supongo que entre otros muchos que parecieran tener idea de cámaras clásicas) para preguntarme por una cámara de carrete de 1899-1900 que tuviera tela para ocultar al fotógrafo así como si conocía el modo de alquilarles uno de estos aparatos. Pues bien, como es mi sana costumbre, les contesté extensamente asesorándoles sobre la cámara correcta a usar (como la que sale al final en la serie) y enumerándoles tooodos los fallos que deberían de evitar al hacerlo...y que acabaron haciendo!! por lo menos me hicieron caso con la cámara, aunque no se molestaron en conseguir el obturador de cortinllas para la misma. Siempre queda más bucólico esconderse bajo el trapo aunque sea un sinsentido.
Como sabía que si les mandaba una de mis cámaras, ésta no iba a volver entera o simplemente no iba a volver, me ofrecí a conseguirles una (pagando ellos) y que me la retornaran tras su uso, como compensación a mis servicios. Estamos hablando de unos 200€ por todo y así cuando menos si la cámara no me retornaba o no lo hacía entera (que era más que posible) yo no perdía realmente nada más que el tiempo invertido y no mi dinero. Jamás me contestaron ni siquiera cuando les mandé un segundo mail, aunque fuera para rechazar mi propuesta (que por otro lado no creo que fuera descabellada). Profesionalidad y humildad nula. Así salen luego las cosas :-/

Si alguien relacionado con la serie lee este artículo, que sepa que no estoy criticando la serie en sí (que como he dicho nunca he visto al margen de esta mínima parte) sino el rigor con que se lleva a cabo esta acción concreta y más cuando ya estaban sobre aviso. Hacerlo bien habría quedado igual de bonito ante el espectador (que ciertamente no ha de estar versado en tales detalles) y además habría sido un plus para con gente que sí que entienda.
Critico igualmente, como se ve, la falta de seriedad supina de la persona que contactó conmigo.

Regreso al futuro 3


Y si ya pensáis que es que no dejo títere sin cabeza, aquí os dejo una película donde usan bastante bien el recurso de la cámara clásica.
En ella, aprovechando la fiesta de inauguración en 1885 de la torre del ayuntamiento, Marty y Doc se fotografían con el famoso reloj de la saga.

La cámara me parece estupenda. Ya no es simplemente una cámara de cajón que podría utilizar cualquier fotógrafo aficionado, sino un camarón profesional con un impresionante objetivo.
Han pasado tan solo 3 años desde la acción de "mil maneras de morder el polvo" pero la foto se hace de noche utilizando de nuevo un flash de magnesio (esta vez no arde nadie) y aunque Doc sonríe, se les ve totalmente quietecitos durante el momento del flashazo. De nuevo se me antoja 1885 como demasiado pronto para que un fotógrafo hiciera retratos nocturnos, aunque habría sido posible. Habría sido más lógica la foto de día, pero la fiesta transcurría de noche y necesitaban la foto para la película. De nuevo el guión y sus exigencias. Pero el caso es que se aprecia al fotógrafo sujetando el flash, que de nuevo es del tipo en "T" con ignición por percusión. Este tipo de aparatos no se inventaría hasta como pronto 1897 así que de nuevo tenemos un anacronismo.
Veo que la cámara dispone de un obturador detrás de la lente accionado por pera pneumática que se ve colgando por delante de la cámara. Este sistema se parece mucho a, por ejemplo, el obturador de Garland anunciado en 1884, por lo que sería totalmente correcto.
Casi casi lo bordas, Zemeckis. Casi.

Titanic
Y ahora una superproducción de Hollywood que sí hizo los deberes.
En esta película se ven dos cámaras en la secuencia del embarque en el Titanic. Aunque no se las vea bien del todo, se puede apreciar que son aparatos del tipo Graflex reflex de lente única, similares al que os muestro precisamente en el apartado de la otra película de DiCaprio en este artículo. Este tipo de cámaras existían efectivamente en 1912 y eran ya parte integrante de Kodak (la Graflex) aunque comercializadas a través de la Century.
Se ve que los fotógrafos (aunque sea muy de pasada) no emplean flash y montan sus aparatos en trípode. Por mi parte parece estar todo correcto tanto en situación histórica como en empleo. Lo único es que me da que a esa distancia tan corta del barco, malas fotos iban a poder sacar.
Parece ser pues que por lo menos en este punto (no analizo el resto del filme!) James Cameron se aseguró la rigurosidad adecuada.

A city of sadness
Y de las superproducciones americanas a una película china. Y os la pongo de hecho porque al ver esta secuencia de este film de Hou Hsiao-Hsien de 1989 se me saltan las lágrimas. Y es que el fotógrafo, que está inmortalizando a un señor muy serio flanqueado por colegialas aún más serias todavía, lo hace todo bien; pero todo todo bien!
Fijáos en la escena. Se ve que el cristal de enfoque está retirado y reposa encima del fuelle de la cámara. El fotógrafo acaba de deslizar hacia la derecha la tapa de protección de la placa fotográfica y va a realizar la obturación con pera pneumática de un obturador de cortinillas delantero (del tipo Thornton-Pickard ya mencionado). Por supuesto la cámara así queda tan fea que no parece una cámara, pero es todo absolútamente correcto.
Ojalá aprendieran los demás.
No he visto la peli entera más allá de esta parte, así que no conozco la trama ni cuándo está ambientada, por si os preguntáis si es normal usar esa cámara en ese año. Cámaras de este estilo hubo durante mucho más tiempo del que os podéis imaginar, y el fotógrafo puede ser simplemente un nostálgico y/o ser el equipamiento básico de un fotógrafo chino a finales de los 80. Por mi parte nada que objetar.

La pequeña (Pretty baby)
En esta película de 1978, Keith Carradine encarna a un fotógrafo que mantiene una relación (no es tan simple, hay que verse la peli) con una Brooke Shields de 12 años a la que se está preparando para fotografiar en esta escena. Brooke sale desnuda (hoy algo impensable) y se se ve a Carradine preparando una gran cámara de placas coronada con un hermoso obturador pneumático de doble pistón que me parece identificar como un Wollensak double valve regular. Este tipo de obturadores en general ya estaba desfasado en 1917 desde hacía más o menos un lustro y el Valve regular de doble piston incluso desde 1908. Esto no quiere decir que un fotógrafo no siguiera usándolo si le funcionaba bien y le daba buenos resultados. No siempre daba además el presupuesto para irse comprando la última tecnología que saliera al mercado.
Se ve a Keith ajustando de algún modo el obturador (no pasaba nada por estar algo torcido, aparte de por el efecto visual que produce) y éste tiene enganchado correctamente un tubo de pera pneumática (el gran fallo habría sido de ir enchufado al otro piston, que es el de retardo y no tiene entrada de aire).
En lugar de flash utiliza un paraguas reflectante con luz eléctrica. No soy especialista en estos accesorios pero no me parece que fuera algo incorrecto en esa época.
Vemos también en la cámara el trapo para meterse debajo y enfocar (recordad, sólo enfocar y encuadrar, no disparar!). El cacho de escena que he visto (que no la peli entera) no deja ver si aquí el fotógrafo la usa bien o mal, así que por lo que he podido ver, todo correcto.

The Master
Aquí podemos ver a Joaquin Phoenix haciéndole un retrato a tres niños a principios de la década de los 1950.
Para ello utiliza lo que parece claramente una Graflex Pacemaker Speed Graphic que cuadra perfectamente tanto en época como en usuario ya que se trataría de un soldado reconvertido a fotógrafo.
El modelo que veis es prácticamente idéntico al que poseo yo solo que en un mayor formato y con un obturador central (tiene otro de cortinillas) que Phoenix está accionando con un cable.
De nuevo una escena en la que parece estar todo bien. Este tipo de cámaras Graflex, Linhoff, Busch Pressman... se pusieron muy de moda con reporteros de guerra (sobre todo americanos, ver el fotomontaje de Iwo Jima) en la II GM. Luego serían igualmente ampliamente usadas por reporteros civiles (sobre todo de nuevo en los EEUU) en la década en los 50 e incluso entrada la de los 60. Desde luego sería ya más difícil ver a un reportero en la guerra de Corea arrastrando uno de estos mamotretos.

Fur






En esta dramatización que arranca en 1958, Nicole Kidman da vida a Diane Arbus quien se convirtió en fotógrafa y tuvo una relación sentimental (por lo que he podido ver en el trailer) con un hombre lobo (va venga, permitidme la gracia).
Parece ser que en vida Diane manejó habitualmente hasta 4 aparatos, apareciendo repetidamente en la película utilizando una Rolleiflex Automat. Por desgracia no se puede apreciar bien de qué modelo (de qué año) se trata pero teniendo en cuenta que la primera versión data de 1939 y que en 1949 y los 1950´s salieron ediciones posteriores, la cámara parece estar bien elegida.
Se hace muy raro (sería así, supongo) ver ese peazo flash de bombilla acoplado tan ortopédicamente a la cámara. Debido a la construcción de las Rollei (ya que al salir en 1928 no existían aún los flashes de bombilla), hubo que utilizarlos de diferentes maneras aunque con las Rollei sería más standard el hacerlo con flashes al tipo Graflex (acoplados en un lateral, atornillados a la base del trípode).
El caso es que sí que era posible adaptar el flash de esa curiosa manera, pero lo que parecen haber pasado por alto es que esa Rolleiflex tiene una conexión a flash sincronizada en la parte frontal y en ningún momento veo ningún cable conectando el flash a la cámara (como realmente debería de ser) por lo que dudaría que el flash así utilizado tuviera otra función más que la meramente decorativa.
En las fotos que he encontrado de Diane en la web sale portando una Mamiya, por lo que no puedo confirmar la exactitud de la Rolleiflex de la película. En este link hablan de la película y la Rolleiflex pero la cámara que indican no es la que utiliza Nicole en la película aunque temporalmente (1956) podría serlo. La Rolleiflex del filme no tiene exposímetro...

Camino a la perdición




En 1931, Harlen Maguire se dedica a fotografiar escenas de crímenes...y a cometerlos.
Al contrario que al mismo tiempo en Alemania, donde Galileo nos ha mostrado cómo los gendarmes utilizaban a ciegas anacrónicas cámaras para niños, en esta película vemos utilizar una cámara totalmente correcta; una Graflex Speed Graphic (predecesora de la que usará más tarde Joaquin Phoenix) que ya existía en 1930. O sea que Maguire utilizaba la última técnica existente para su trabajo, o parte del mismo.
Además se ve a la cámara equipando un obturador alemán Compur que en este caso estaría un pelín desfasado pues en 1931 ya existían los "Ring Compur" aunque de nuevo sería posible y factible emplear este modelo tan solo ligeramente anticuado, incluso en esta cámara que ya incorporaba obturador de cortinillas trasero.

Peeero por favor...flash de bombilla con obturador sincronizado?? No hija no!! Aunque de hecho ya existieran las bombillas desechables de flash comerciales desde 1930, 1931 era aún muy pronto como para encontrar flashes del tipo "Skywalker" como el que se ve en la película (patentados en 1943) y sincronizadores para el obturador (el cilindro metálico que se aprecia justo debajo del obturador), pues aparte que en 1931 aún no existiera esta tecnología, no se patentaría algo parecido hasta 1942.
Otro fallo que canta quizás menos pero no es por ello menos grave, es la inclusión en la cámara de un telémetro de ese tipo (visto en un lateral entre cámara y flash) cuya patente no se introduciría hasta principios de la II Guerra Mundial y que en 1931 aún no existía, disponiendo la cámara de un visor sencillo de tipo Newton plegable (sin telémetro) como ya os he mostrado en esta Speed Graphic de 1930.

Así que lo bordan con la cámara y la cagan con el flash y el telémetro. Quizás el flash me lo pudieran vender como exigencias del guión, pero el telémetro era del todo innecesario.
Para el personaje de Maguire posiblemente se basaron (en cierto modo y salvando las distancias!) en Arthur „Weegee“ Fellig al que veis en la foto que os referencio en su nombre con prácticamente la misma cámara y equipamiento (con un obturador más moderno) que usa el mismo Maguire, solo que Weegee lo hizo correctamente en los 1940´s.
Aparte de eso, recomiendo verse la película. Por lo menos a mi me gustó.

El ojo público






Y de hecho, oh sorpresa! Resulta que sí que hay una película dedicada a la vida y obra del arriba mencionado Weegee.
Y no es nada más ni nada menos que el mismo Robert Zemeckis de Regreso al futuro quien la produce.
El reportero está encarnado por Joe Pesci y le vemos utilizando de nuevo la Speed Graphic son su telémetro Kalart y su flash de bombilla...solo que ahora todo es correcto.
También se ve a Weegee (Joe Pesci) utilizando una cámara Ihagee Exakta y una Univex Mercury. Esto era carne de gazapo...pero está todo correcto! En la Univex no se puede precisar el modelo, pero salió por primera vez en 1939. Y la Exakta que vemos es un modelo preguerra; algo correcto si localizamos las andaduras de Weegee en los 40 y Exakta tuvo una pausa a grosso modo de 1940 a 1949 (las Exaktas producidas desde 1945 se las quedaron los soviets).
Puestos a ser quisquillosos, parece utilizar la Exakta con y sin tele y la Univex en escenas nocturnas sin flash. No se yo si de ahí saldría alguna imagen publicable...

Maria Larssons eviga ögonblick (Everlasting moments)












Y como me meto con cualquier país, vamos a por Escandinavia.
Esta película narra como una mujer finlandesa se gana una vida mejor a base de instantáneas. Simplificando mucho la trama, claro.
Me sorprendió gratamente ver como en una película de cine se empleaban cámaras plegables amateur y no solamente las manidas cámaras profesionales del trapo encima.

La crítica: Por lo que he leído, la Sra. Larsson comenzó a fotografiar en 1909, que es cuando el dueño de una tienda fotográfica le enseña a manejar el aparato que ha ganado en un premio y con el que parece tener un talento especial.
Bien, el aparato que parece ser el del premio y que usa Maria me atrevo (sin poder precisar) identificar como de fabricación alemana. Lo que sí es seguro es que monta un obturador Gauthier IBSO, el primer obturador "netamente" Gauthier tras el Koilos de pistón. Este obturador vió la luz en 1908, así que efectivamente podría haberse montado en la cámara de Maria. Pero es que la cámara de Maria equipa un estandarte en "U" que no sería algo standard hasta en torno a 1912 o 1914. En 1909 los estandartes de estas cámaras eran usualmente dos "bastones" cromados y no el mencionado soporte en forma de "U". Además no parece uno de los primeros IBSO sino algo posterior.
En la primera imagen observamos a Maria mirando una vitrina donde apreciamos una cámara plegable de rollo y fuelle rojo montando lo que parece un obturador Bausch & Lomb Automat, que encajaría perfectamente en la mitad de la primera década del 1900.
El trailer también muestra a Maria con una cámara plegable de rollo cerrada (inidentificable) y al fotógrafo tras una cámara de placas de estudio (correcta).

La película tiene buena pinta y parece que han hecho un buen estudio histórico, aunque no llegaron a bordarlo.

El fotógrafo de Mauthausen
Y calentita calentita nos llega esta película española recién estrenada donde Mario Casas interpreta al fotógrafo catalán Francesc Boix, quien está recluso en el campo de concentración Alemán de Mauthausen, junto a otros presos republicanos.
Tras poder visionar tranquilamente la película en Netflix, rehago este apartado ya que he podido ahora realizar un análisis más exhaustivo (o sea, que me meto más con la película) que el primero que hice a partir sólo de trailers.

Hemos de considerar que la acción se desarrolla desde marzo de 1941 a mayo de 1945. Boix ingresó en enero de 1941 en el campo y en las primeras escenas nos cuenta que lleva sólo 2 meses allí, y el resto es historia.
Hay que decir que gran parte de las escenas se basan en fotografías que existen realmente, solo que la manera en que han supuesto fueron tomadas, en gran parte no es correcta.
En la película aparecen 3 cámaras que pasaré a analizar a continuación. No se salva ni una de mi ojo inquisidor.
LA LEICA


Ya en las primeras escenas, aparece uno de los oficiales del campo (que será uno de los protagonistas) retratando a un grupo de recien llegados desnudos en el patio. Boix ya menciona ahí que el mencionado alemán nunca se separaba de su Leica.
Y en ningún momento pongo en duda (y de hecho sería hasta casi lógico) que la cámara del oficial fuera una Leica, pero es que la que utilizan en la película es una Leica II de hasta 1932. En el link que os acabo de poner véis una Leica posterior, cuando ya se entregaban con la cámara metalizada y no lacada en negro.
Y qué pasa pues? Pues que sería muy muy raro que ese oficial utilizara una Leica "anticuada" de hace una década, y más cuando en 1941 ya existían las superiores Leica III (desde 1934), las Leica IIIa (desde 1935), las Leicas IIIb (desde 1937) e incluso ya las más modernas Leica IIIc desde 1940.
Como se ve en la película, el militar emplea el aparato de manera oficial y no de modo particular, por lo que la cámara le sería suministrada por el ejército siendo entonces una Leica IIIa / IIIb o IIIc con las correspondientes inscripciones oficiales, pero nunca una Leica II!
Por otro lado, y suponiendo que el oficial hubiera adquirido por su cuenta el aparato (de nuevo con presupuesto del estado), no habría empleado una anticuada Leica II montando un objetivo estandard Leitz Elmar de potencia 1:3,5 (os dejo en link un Industar soviético equivalente). Si de veras era fotógrafo profesional, se habría hecho con una de las citadas Leicas de la serie III equipando un objetivo Summar o Summitar de potencia 1:2,0. Como poco.

Curiosamente en un comic promocionado en RTVE, se narra igualmente la historia de Boix, al que se se ve portar una Leica correcta. Felicidades al responsable de este acierto. Habría costado tanto hacer lo mismo en la película? Ambas Leicas II y III se pueden conseguir hoy en día fácilmente en internet por prácticamente el mismo precio. Así que por presupuesto no iba a ser.

Luego vemos que el oficial emplea la Leica fijada a un trípode sobredimensionado. Por un lado no saca a la cámara de su funda al atornillarla al trípode. Esto sería posible y correcto pero bastante incómodo ya que la funda era esencialmente para poder colgarse la cámara al cuello. Pero bueno, en este caso aceptamos pulpo.
Lo que sí que es raro es que empleara dicho trípode. La cámara en sí es una aparato para usarlo con las manos, e iluminación había más que suficiente al ser una toma en el exterior en un día soleado, aunque el grupo a fotografiar estuviera en la sombra (de nuevo por qué un fotógrafo profesional rehuye de la máxima iluminación natural, si está realizando tomas de exterior? Sólo se me ocurre que el nazi, en su crueldad, quisiera hacerles pasar a los desnuedos modelos más frio todavía del que ya estaban pasando, al negarles los rayos del sol).
Por tanto...por qué el trípode si es algo que se usaba más bien para tomas de exposiciones largas o autoretratos? Además en otras escenas de la película se le ve empleando efectivamente la cámara sin trípode. No entiendo por qué habría de usarlo ahora. Además, se le ve encuadrando o enfocando la escena varias veces, a cada cambio de las personas a fotografiar. Pero, por qué? Una de las ventajas de haber fijado la cámara en un trípode, es que una vez enfocada y encuadrada, estos ajustes no varían! Así que si simplemente estaba cambiando una persona por otra dentro de un grupo ya creado, no habría necesidad de mirar de nuevo a través de la cámara ya que la posición de ésta no cambia.


Ahora el militar fotografía una escenificación de una partida de ajedrez. En ella, Boix (Mario Casas) sujeta dos reflectores de bombilla para iluminar la escena. Esto me parece correcto pero me pregunto...por qué tanta complicación si en el estudio de fotografía de al lado tienes una Graflex con flash? (ya nos meteremos con ella luego). Se ve utilizar ambas cámaras con trípode, y llevar la Graflex de un sitio a otro no habría sido nada complicado. Claro que si el negativo existente de esta fotografía era de 35mm, era lógico que se empleara la Leica.

Pero lo peor viene ahora. El nazi mira a través del visor antes de tirar la foto; enfoca y dispara. Os parece normal? Pues no lo es! Cualquiera que conozca y/o haya usado una Leica, de hecho debería ver el fallo rápidamente.
A ver. Una Leica II tenía 2 mirillas traseras, separadas la una de la otra (no se juntarían, siendo aún 2, hasta la Leica IIIb) por lo que por la mirilla de la izquierda se miraba para enfocar la toma y por la otra para encuadrarla. La mirilla de enfoque se basaba en dos imágenes partidas que había que casar para ajustar el enfoque. Cada una de las imágenes provenía de una de las dos miras circulares delanteras que componían el telémetro. Lo que se ve por esta mirilla es de muy reducidas dimensiones, por lo que no sirve para encuadrar la toma. Para ello se mira por la otra mirilla que es la que va a dar a la cuadrada delantera y que dispone de la magnificación necesaria para poder encuadrar con comodidad (con un objetivo estandard de 50mm como el Elmar).
Vale, pues el fotógrafo tiene el ojo colocado (correctamente) en el encuadre pero, atención! Se poner a girar el objetivo a izquierda y derecha, que era con lo que se conseguía enfocar la toma...así que está enfocando a ciegas!
Y por si no fuera suficiente, percatáos (si veis la película) que en la escena al girar el objetivo, se ve como la escala numerada de su base gira con el mismo. Esto significaría que el objetivo estaba en posición de bloqueo y realmente lo que estaba haciendo era enroscarlo y desenroscarlo!!! Aaarggh!!!!
En esta escena no se ve qué cámara se emplea, pero es de suponer que de nuevo la inseparable Leica. Ahora Se trataba de fotografiar una escena de la perfecta aplicación de la "ley de fugas". Para ello el alemán ordena colocar un par de reflectores eléctricos (se aprecian incluso los generadores) en torno a la escena. Y me pregunto...por qué?? Era de nuevo de día y no había sol, pero todo estaba cubierto de nieve así que realmente con lo que había que tener cuidado era con la posible sobreexposición. Además, hace nada estaba fotografiando a un gupo de reclusos de pie en la nieve con trípode y sin iluminación artificial. Por qué le hace falta ahora en una escena más amplia y con prácticamente las mismas condiciones y si además los pobres cadáveres no se iban a mover con lo que podía elegir exposiciones largas sobre trípode sin problemas de trepidaciones o movimientos?
Y de nuevo...no tienes una Graflex con flash para estos menesteres?
LA GRAFLEX




























































La aparición estelar de la Graflex ya empieza mal. Por lo que nos cuenta Mario Casas, se dejaba constancia fotográfica de todos los reclusos (cosa que no cuestiono) pero vemos que al que le tocaba en ese momento es iluminado dos veces en rápida secuencia por un flash. Dos veces?? Eso sería posible en esa época sólo usando dos flashes en secuencia. Será así?

Pues no. Como vemos al aparecer Mario, la cámara sólo tiene un flash. Y además vemos que la cosa va de mal en peor, ya que vemos a Boix/Casas que justo tras la toma del "doble flash" emerge de detrás de un trapo de grandes dimensiones de la parte trasera de la cámara. Si entendéis del tema o ya habéis leído la entrada de "Acacias 38" sabréis esto...simplemente no era posible!!

Vayamos por partes (Jack the Ripper dixit).
- Las Graflex de por sí ya incluyen con el cristal trasero de enfoque un panel desplegable metálico de 4 paredes (vale, en modelos más antíguos había sólo una cubierta superior), a través del cual se puede enfocar sin que reflejos o iluminación externa nos molesten. Vale que no es una protección enorme pero sí que más que sufiente para no tener que ir haciendo "el fantasma" con un trapo. Esos trapos se empleaban en cámaras que carecían de de dichos paneles desplegables como, por ejemplo, podían se las cámaras de estudio. Y esa Graflex no es de estudio. Es de periodista. Buscad a cualquier reportero de guerra con Graflex o a algún periodista de los 1950´s usando el trapo. No? Pues eso.

- Estoy convencido que la rodar la escena, Mario se sentía un poco tonto al taparse con el trapo y poner la cara delante de una tapa metálica; pues dudo siquiera que tuvieran la cámara preparada con el cristal de enfoque puesto y los dos obturadores abiertos (el central y el planofocal) para que siquiera pudiera ver nada aunque no estuviera enfocado. Verdad, Mario?
Como dicho, se ve que se descubre justo tras la foto al del "doble flash", cuando al hacer la foto el fotógrafo jamás se metería tras el trapo, a no ser que se escondiera de alguien (que no es el caso). El fotógrafo estaría al lado del aparato mirando la escena o bien a simple vista o, como mucho, a través de alguno de los visores de la cámara. Cosa que no haría falta pues al estar la cámara montada fija en un trípode y al sentarse el fotografiado siempre en la misma silla, una vez la cámara estuviera enfocada ya no habría que molestarse casi en comprobar el enfoque en nuevas tomas. 3/4 de lo mismo con el encuadre.

- Luego se ve que le hace una foto al chaval (por cierto Mario, qué mal garabateas falsamente su nombre en la tabla) y de nuevo justo antes se vuelve a esconder bajo el trapo! Claro, la escena salta justo desde que se esconde a la cara del niño "flasheada" lo que nos da a entender que justo tras el trapo, viene la foto. De haberlo hecho bien (y suponiendo incluso que el uso del trapo fuera lícito) se habría metido debajo para enfocar/encuadrar, habría salido del trapo, habría retirado el cristal de enfoque, colocado el portaplacas, lo habría abierto, reemplazado la lámpara del flash (y a eso también vamos ahora) y entonces y solo entonces habría podido tirar la foto.

Os digo con todo esto que no habría sido posible emplear el trapo con esta cámara? Pues posible habría sido; nadie te impide ponerte un trapo por encima de la cabeza para poder ver mejor lo que fotografías. Cualquiera podría hacerlo hoy en día con los propios teléfonos móviles / cámaras digitales sobre todo en días con mucho sol donde no se ve bien la pantalla por los reflejos generados.
Lo que digo es que no habría sido estrictamente necesario dada la cámara y, por supuesto, caso de haberse utilizado, en la película lo hacen de manera totalmente y vergonzantemente equivocada.

La Graflex.
A ver, aunque esta Speed Graphic sí que existiera en 1941, lo que sería muy difícil es que en ese año viniera montada de nuevo con flash de bombilla sincronizado y telémetro Kalart (de esas fechas los he visto siempre metalizados y no lacados en negro como los Kalart posteriores). Y de hecho sería imposible que montara el obturador (que me parece un Wollensak Rapax o con suerte un Kodak Supermatic de 1944 o quizás un Ilex) que vemos que lleva montado, de donde se ven sobresalir dos pines por arriba para la conexión sincronizada. De hecho se aprecia por debajo algún otro tipo de sincronización que sí sería correcta en una época en la que se estaban desarrollando y salían continuamente nuevos métodos de acoplamiento flash/obturador central.
Y para más enjundia, en serio me vais a contar que en un campo de concentración alemán iba a utilizar una aparato americano de última generación y además para fotografiar reclusos? Temporalmente posible?...mmm...quizás! Improbable...totalmente! De hecho casi imposible. Los alemanes no iban a utilizar aparatos americanos (y menos dejárselo hacer a un prisionero en un campo de exterminio) y más cuando su industria fotográfica era aún muy potente, y desde que llegaron los nazis en 1933 practicaron un proteccionismo brutal de su industria por lo que comprar una Graflex americana en Alemania era, cuando menos, muy muy complicado. En su lugar habría sido esperable, por ejemplo, una cámara Linhoff. Y tampoco me lo creería (sin verlo) por el mismo motivo que ya comentado: Una Linhoff Para retratar cautivos en un campo de exterminio? Perdonad la comparación por si carece de sensibilidad pero eso sería más o menos como transportar a los presos a las sacas en un Porsche o dejarles tener gramófonos en las celdas.
De nuevo, no dudo que se retratara a los reclusos al ingresar al campo, pero al hacerlo emplearían de seguro una cámara mucho más sencilla e incluso posiblemente de rollo o carrete ya que, para qué estar cambiando con cada nuevo reo de placas etc.? Con un rollo/carrete podías tirar varias fotos sin cambiar el negativo! De veras les aplicaban esos "lujos" a convictos que en gran parte estaban sentenciados a muerte?
Si de veras por intrincados azares de la vida -que escapan incluso a mi gran imaginación- ese fotógrafo usara realmente una Speed Graphic en 1941 en un campo de concentración alemán, lo más seguro es que fuera similar a este aparato, aunque en esta foto no se vea conectado el flash al sincronizador (el "misil" que se ve en la parte superior frontal de la cámara).
El propio catálogo Graflex de 1941 nos muestra a la Speed Graphic con flash de esta manera. Podréis apreciar como el sincronizador es extra y no parte del obturador (algo diferente al usado en la película, pero de un tipo común para las Graflex), que el telémetro es metalizado y otro punto importante, que el flash no es modelo "Skywalker" (ya que es el que empleó G. Lucas como base del sable laser del famoso Jedi) como el que se ve en la película.

Y pasamos al siguiente punto: El Flash.
Este flash se patentó en 1943 aunque la patente se registró ya en 1940. Por ello si apuramos, sí sería posible en una cámara de 1941 (no era raro que se comercializaran aparatos aún sin patente cerrada) pero de nuevo muy muy (pero muy) complicado que un recluso en un campo de exterminio alemán manejara un equipamiento americano de última generación, no creéis? En la patente podéis apreciar un sincronizador similar al de la foto que os he enlazado más arriba.
Ah! y ya que sigo en modo destroyer; almas de cántaro, pero os dáis cuenta de la bombilla que le habéis injertado (sí, no insertado) al flash Skywalker?? Pero si es una bombilla PF1B!!! O cuando menos una similar como una PF1 o incluso una AG3B. Ese flash estaba diseñado para utilizarlo con las bombillas del momento que eran de generosas dimensiones y con casquillo E27 como las "normales" que existen aún hoy en día. Esas bombillas tan diminutas no se desarrollaron hasta mediados de los 1950´s. Bravo.
Y mi reflexión en este punto: Si teníais presupuesto para haceros con una Graflex original con flash, no lo teníais para una bombilla a juego? Es que nadie se percató de que la bombillita no encajaba en el flash? Bueno, alguien se daría cuenta y usaría luego loctite para sujetarla...todo es posible. O quizás el flash estaba modificado para usarla? Baste aquí fijarse en el inmenso reflector para sumar 2 y 2 y ver que no está diseñado para bombillas liliputienses.
Peero, de nuevo suponiendo que sí que utilizaran flash de bombilla (al margen de su tamaño). En 1941 la economía de guerra alemana obligó a casi toda la industria fotográfica (como otras muchas) a reconvertirse a la fabricación de material bélico. Es por esto que los consumibles fotográficos escaseaban cada vez más. Si a eso le añadimos que las bombillas por aquel entonces (y me refiero a las reales de casquillo E27 y no a las tamaño Lacasito que está empleando equivocadamente) tenían precios muy altos (en comparación al magnesio aún en uso) y que había que emplear una por foto...de nuevo me queréis contar que los nazis iban a "desperdiciar" una de estas bombillas para fotografiar a cada uno de los reclusos de un campo de exterminio? En serio?? Na, no me lo trago. Ni siquiera me creo que los fotografiaran empleando luz de flash artificial. Mucho más posible es que los fotografiaran con alguna cámara de carrete (incluida una Leica "correcta") o de rollo en un ambiente muy bien iluminado como sería una habitación con grandes ventanas (de día) o empleando reflectores adicionales como en la escena del ajedrez. Por qué iluminar a los ajedrecistas con reflectores eléctricos, pero gastar bombillas en fotos para fichas unipersonales?

Una última comparativa. La Graflex Pacemaker postguerra como la que yo tengo, con el sincronizador extra y además con el obturador Graphex (El Rapax para Graflex) con los dos pines de sincronización como se ve en la película. Telémetro Kalart lacado en negro.

Seguramente en la película decidieron sacar la Graflex, por que por lo visto en sus tiempos de fotógrafo...pero esto sería en los 1950´s tras la guerra!
LA KODAK JUNIOR 620






Es la tercera y última cámara que apreciamos en el filme. Se trata de una cámara que le deja el nazi más malote a Mario Casas para inmortalizar el décimo ciumpleaños de su ario hijo. Iba por recomendación del otro nazi fotógrafo, supongo que porque no tenía ganas de andar tirando fotos a él mismo.
Al principio no se aprecia bien y pensaba que se tratba de alguna Balda o Voigtländer para rollo 120, pero llega un punto en que se puede apreciar perfectamente al aparato al estar fijado al mismo trípode para morteros que ya habían empleado con la Leica. Lo cuado queda cuando menos, muy ortopédico, pues para esas cámaras "de bolsillo" ya existían otros trípodes plegables mucho más adecuados.
Al ver la Kodak, de nuevo pensé que no podía ser ya que un jerifalte nazi lo que no iba hacer era comprarse un aparato americano en lugar de un muy germano Voigtländer / Balda / Agfa... equivalente, como poco. Pero luego me percaté del modelo y vi que se trataba de una de las Kodak producidas en la propia Alemania en lo que hasta hacía no mucho era la fábrica del Dr. August Nagel. De hecho esto fue un movimiento estratégico de Kodak para poder vender sus aparatos en Alemania al ser algo prácticamente imposible debido al proteccionismo de la época. Al ser el aparato "German made" ya no había el problema. De hecho el obturador de esta cámara es igualmente de fabricación alemana, de la casa Gauthier. El modelo de la película se produjo de 1937 a 1939 por lo que sería totalmente posible en un acción rodada entre 1941 y 1945.
Lo que me chirría en este caso es la elección de la cámara en sí. En serio un oficla alemán de la altura de este, disponía como aparato fotográfico de una cámara de (muy) bajo nivel? Este era un aparato amateur de lo más básico que había, con un objetivo de potencia 1:7,7, empleable con garantías sólo en días de mucho sol. Ya existían no muchas, sino muchísimas otras cámaras plegables de rollo mucho mejores que esa Kodak (con un objetivo cuando menos de potencia 1:3,5 y un obturador Compur). O ya que estamos...cómo es que no tenía una Rollei, una Contax, una Praktiflex...en serio una Kodak Junior 620? Eso es como si en el año 2000 invitaras a tu amigo fotógrafo a hacer las fotos de la comunión de tu hijo y para ello le proporcionaras una Werlissa de plastico.
Vamos a ver, si ya vemos que desde el campo de concentración se trajo el trípode (pues lo que no me van a contar es que el megatrípode también era del nazi de la Kodak), no se podía haber traído también la Leica? Aunque fuera del otro nazi calvo? O haberse traído la Graflex? Por favor, que era el cumpleaños del hijo del director del campo! Que no, que no puede ser.
Por otro lado, en serio que estaba encuadrando las fotografías con el marco metálico desplegable?? ese era un visor prácticamente de emergencia para encuadrar tomas en movimiento. Dependiendo de cómo miremos por esos marcos, nos arriesgamos seriamente a cortar pies y manos en la fotografía ya que es una método de encuadre increíblemente inexacto.
Y además, esta cámara se enfocaba a ojímetro ya que no tenía cristal de enfoque ni telémetro. El enfoque se ajusta en esta cámara de manera rudimentaria girando la lente externa del objetivo. Si bien es cierto que empleando combinadiciones de diafragmas se puede aumentar la profuncidad de campo para que salgan lo más posible enfocado, también lo es que Boix se estaría jungando la piel si, encima de sacar las fotos cortadas por un mal encuandre, las sacara desenfocada por un enfoque a ciegas.
Podría haber empleado Boix esta cámara en este evento sí o no? Pues sí. Pero por lo arriba comentado me parece algo muy improbable.
VOLVEMOS A LA GRAFLEX






Ya que es ahora el nazi fotógrafo el que la está empleando para fotografíar a un enano (spoiler: que acabará en un bote de conservas). Y de hecho como podemos ver, emplea la cámara igual (de mal) que Mario casas. Tras fotografiar (con flash) al enano, se le ve surgir de detrás de la cámara con el trapo negro en la cabeza como si de Palpatine se tratara.
Y luego, mientras habla con Mario, se le veo como se pone a mirar por la parte de atrás de la cámara, como si estuviera enfocando...o haciendo algo? Lo cual confirmaría que al meterse tras el trapo, no está enfocando (algo que ya habría hecho) sino enfocando. En ningún momento se le ve intercambiando placas o moviendo el cristal de enfoque.

Al final les hace posar a Mario y al enano juntos y es cuando se ve vómo efectivament y debajo del trapo, tira una fotografía! por si a alguien no le parecía suficiente con mis análisis. Esta imagen no deja lugar a dudas...está fotografiando bajo el trapo! y con una Bombilla PF1B que no existiría hasta dentro de más de una década!!

Por otro lado, se aprecia que la Graflex tiene desplagado hacia arriba un visor. Lo que no sabía el que encontrara dicho visro, es que este se empleaba en conjunto con otro delantero que pos su parte no está desplegado (ya que es más difícil de encontrar). A alguien que vio el primer visor se le ocurrió la brillante idea de delplegarlo para que la cámara quedara más auténtica. Por supuesto sin saber que le faltaba la otra mitad del visor para que éste fuera correctamente utilizable. De todas maneras el nazi pasa de este visor y enfoca con su visión de rayos X Sith. Bajo el trapo.
GAZAPOS EXTRA: EL CARTEL
Comento ahora el poster de la película, que ya presenta otro gazapo. En él se ve a un recluso anónimo con una funda de cámara (se supone que con cámara dentro) colgada.
Si esforzamos la vista llegamos a identificar un "Leica" estampado en el frontal protector del objetivo. He estudiado con tanta profundidad el tema de las Leicas falsas que suelo reconocer bastante rápido cualquier imitación soviética. Así que me juego un bocata de calamares a que esta funda es falsa. El "Leica" se ve tan tan desgastado que -conociendo el tema- te percatas rápido y se distingue bastante bien, que la funda mostrada pertenece a una Zorki a la que le lijaron el nombre ruso y le estamparon (de mala manera) un Leica por encima. Además si nos fijamos con detalle, vemos por debajo en un lateral el tornillo que fijaba la cámara a la funda. En fundas soviéticas era usualmente de plástico marrón y en las Leicas siempre metálico. En el poster se logra apreciar de nuevo el tornillo muy alemán no es.
El Francesc Boix al que intentan plasmar de esta manera se ve en esta foto. Hay que fijarse, pero se ve que la funda es típica Zorki. Queréis comparar? Aquí tenéis una foto de una funda Leica original contemporánea a la de la película (ved las semejanzas con la que cuelga de Boix, incluído el tornillo metálico de abajo) y aquí tenéis una funda Zorki soviética que es la que porta el modelo del poster.
GAZAPOS EXTRA: LOS ENCUADRES


En un par de ocasiones se da a entender que estamos mirando a través de la cámara. Pero por qué para ello usan una especie de visón ovalada totalmente incorrecta? Y el obturador de la Leica a la que supone que representa, era de cortinillas horizontales. O sea que una apertura longitudinal entre dos cortinillas se desplazaba por delante del plano focal. Este tipo de obturación no tiene nada que ver con la que intentan representar en el momento de tirar la foto.
Por otro lado, se supone que la foto de arriba (representación de una foto real de una visita de Himmler) se hace tal y como se ve en la escena de abajo. Esa fotografía (si usaron una Leica con un 50mm) se tiró a escasos 2 metros de los fotografiados y no a unos 15 como se ve luego. ni siquiera con tele (para esa cámara como mucho un 135mm)
GAZAPOS EXTRA: MARIO Y LA LEICA
Esta es muy buena, aunque solo la vi en el trailer y no en la película. No dudo que Mario Casas se haya estudiado el papel a fondo, con lo que habrá aprendido un montón sobre los campos de concentración y el modo de vida (y muerte) en los mismos. Pero Mario, que aparte de un recluso estás actuando como fotógrafo; estudiate cómo funciona una cámara! Aquí te estamos viendo con lo que posiblemente sea la Leica II de antes, dispuesto a tirar una foto...pero sin extraer el objetivo Elmar a su posición de servicio! Otro que hace como que tira fotos y dice "click" cuando apreta el botón! No Mario no, mira que no era complicado y vas te lo saltas. Se que en la pelis se tiran las fotos de mentirijillas pero...no quedaría la película mucho más real si alguien te hubiera enseñado en serio a usar la Leica y la emplearas realmente (tirando y revelando las fotos tú mismo!) , en lugar de que sea el de atrezzo el que te lo de todo (mal) preparado? Al menos así quizás te habieras dado cuenta del fallo y podrías haberlo subsanado.
Aquí aparece Mario de nuevo sujetando la Leica. Por lo menos parece que ahora el objetivo (sin meterme en si está bien o no enfocado) sí parece haberse extraído correctamente (parece), pero como siempre tengo que criticar algo...jo qué mal te queda la txapela!
EPILOGO
No me malinterpretéis. La película me gustó, aunque a mi gusto estiren bastante el chicle de un guión bastante corto. He leído por ahí que (como viene a ser normal en producciones españolas) iban muy justos de presupuesto. Pero también he leído que participó un historiador y biógrafo de Boix. Por ello supongo que el fuerte de la película era la ambientación histórica pero de paso podrían haber contado con el consejo de algún fotógrafo con nociones de historia de la fotografía. Se que el profano se tragará todo tal y como le viene. Y ese es el mayor problema y lo que intento contrarestar con esta sección en mi página. Cualquiera que viera la película en el cine saldría con la imagen ya conocida y ahora reforzada (al menos subliminalmente) de que un fotógrafo clásico se metía bajo un trapo al disparar una foto y esto, queridos cinéfilos, no era así.

De veras me gustaría que en alguna entrevista (de las que ya he visto alguna) a Mario Casas sobre la película, le preguntaran si realmente aprendió a utilizar las cámaras o simplemente apretaba donde le decían. A ver qué es lo que contaba.

Generation war. (Unsere Mütter, unsere Väter)




Pero que no se preocupen Mario Casas y los productores españoles, que los alemanes pueden hacerlo peor y además la cosa tiene más enjundia ya que se trata de su propia historia.
Esta serie de 3 capítulos (que he visto completa en alemán) narra las vivencias de 5 jóvenes alemanes a partir de 1941 y de cómo la guerra destroza sus vidas.

La serie más o menos arranca cuando los 5 se reunen en Berlín en navidad de 1941 y para inmortalizar el momento se hacen una fotografía con una Leica.
Pues bien, en 1941 la Leica más moderna con la que se podrían haber hecho una foto sería la Leica IIIc que se comercializó a partir de 1940. La cámara que se ve en la serie, aunque por desgracia no se vea desde arriba, es igual a la Leica IIIc excepto en un crucial detalle: el temporizador. Este temporizador no lo introdujo Leica hasta 1954 en su Leica IIIf, que de hecho por delante (no por arriba) era igual a la Leica IIIc. Así pues, están utilizando un aparato que aún tardaría 13 años en salir al mercado.
Pero claro, lo importante era el temporizador para hacerse un selfie en grupo. Una serie que costó 13 millones de Euros podría haberse esforzado un poco más y saber primero que la cámara no era correcta (o si lo sabían, esperaban que el público no lo notara) y luego que ya existían temporizadores supletorios (de la propia Leica u otros como el Autoknips III con el cual la escena habría quedado mucho más auténtica.

Habría incluso una remota posibilidad de que la cámara fuera correcta. A partir de 1939/40 y durante 7 años se fabricaron 427 ejemplares de la desconocidísima Leica IIId, que es precisamente igual (por delante) a la IIIf y la cámara que sale en la foto pero, en serio me vais a contar que unos de estos jovenzuelos era el afortunado poseedor de un aparato de que en 1941 si se habrían producido un par de decenas?? Para eso habrías de tener mucha pasta y/o influencia y me da que no era el caso de ninguno de los 5, si además consideramos que la cámara de la foto monta un objetivo básico Elmar 1:3,5, cuando si tenías la pasta para ese aparato, ya te lo comprabas con Summitar 1:2,0. De nuevo temporalmente posible pero de facto totalmente improbable.

Y por otro lado está la fotografía en sí misma. Os muestro la pose y la foto resultante. La imagen se toma dentro de una casa, de noche y con los jóvenes tan sólo iluminados por la luz de unas velas y/o lámparas de baja potencia. Considerando que la cámara monta un Elmar 1:3,5 y con esas condiciones de iluminación, el tiempo de exposición debería de ser de varios segundos y, aunque en la foto salen un poquito corridos, se les ve riendo alegremente lo que indica que la exposición no duró más de digamos 1/10segundos. Dudo mucho que con ese tiempo de exposición en esa habitación, no obtuvieran más que la negra noche como resultado en la foto.

El encuadre también es terrible! Vemos que la cámara reposa sobre la pata de una silla o similar (tampoco había dinero para un mísero trípode de bolsillo) y que enfoca perfectamente paralela al suelo. Si comparamos la foto de arriba (la de la pose) con la fotografía que se saca, vemos que están mirando todos al objetivo y que arriba están mirando hacia abajo, pues la cámara estaba a un mínimo de medio metro por debajo de la línea de sus ojos. Pero en la fotografía miran tódos perfectamente de frente! Esto es, el temporizador no sólo disparaba el obturador, sino que hacía que el aparato se elevara medio metro de golpe. Y tampoco están igualmente dispuestos en pose y foto. Si, ya lo he dicho, soy un quisquilloso...

Life


Esta película narra la relación de amistad de un fotógrafo con James Dean en los últimos días de su vida durante 1955.
En una imagen vemos al fotógrafo utilizando una Leica M3 con flash de bombilla incorporado. Tenía que ser un fotógrafo pudiente pues no era (ni lo es ahora) una cámara barata y además acababa de ser lanzada en 1954. No soy un experto en Leicas M3, pero me hace dudar un poco la pequeña palanca que vemos al lado del objetivo, pues que yo sepa los primeros ejemplares de este aparato aún no la tenían...

En la segunda imagen vemos a toda una tropa de reporteros cargando varias de nuestra cámara estrella, la Graflex Speed Graphic o más modernas. Incluso se ven a un par de periodistas utilizando una TLR con Flash. Todo correcto, no os preocupéis, aunque no se realmente cómo demonios está encuadrando la toma el de la TLR de atrás.

Mentes brillantes: Colt vs. Wesson (History Channel)








Ahora veamos un ejemplo del mismísimo Canal de Historia. Dicho canal debería hacer honor a su nombre y documentarse correctamente en todos los aspectos que muestran en sus videos, pero vamos a ver que por desgracia no es así.

En el (admito que muy interesante) documental "Mentes brillantes: Colt vs. Wesson" se narra el nacimiento y desarrollo de los primeros revólveres.
En un momento del mismo, se narra un suceso ocurrido en 1861 durante la Guerra Civil Americana en el que Colt se alista (como Coronel) en el ejército de la Unión, para lavar su nombre tras haberle vendido armas sin tapujos a los confederados (el negocio mandaba). Pues bien, en esta escena se ve a Samuel Colt con traje de oficial preparándose con un grupo de sus soldados dentro de una cuadra, cochera o similar para que inmortalizaran el momento.
En ese momento aparece un fotógrafo portando una cámara en un trípode y lo que parece su ayudante (aunque aparenta más bien ser un banquero) que a su vez porta un reconocible aparato de flash de magnesio. El fotógrafo se coloca en posición y el "ayudante" le pasa el flash, ocultando su cabeza bajo el trapo de la cámara y elevando con una mano al aparato de iluminación.

Y qué está mal en esta escena?? Pues casi todo:
- Las cámaras en 1861 era aparatos bastante toscos, usualmente incluso meramente 2 cajas que se movían una de la otra (para lograr el enfoque) y una lente. Muchas de ellas de enormes dimensiones pues incluían espacio para preparar y lavar las placas fotográficas. La cámara que utiliza este fotógrafo es tan "bonita" que se parece sospechosamente a las reproducciones "vintage" sin función que se venden por internet para poner de decoración en el salón de casa. Dudo mucho que en esa época existiera una cámara tan elegante y barnizada, equipada además con el fuelle que lleva. No digo que no hubiera ya cámaras con fuelle, pero era algo muy muy nuevo en 1861 y ser así tendría más o menos una apariencia como esta en el mejor de los casos.

- Precisamente, tomar una fotografía en 1861 no era tan sencillo como plantar una cámara y sacar la toma. Por entonces aún se utilizaban las placas de "Colodión húmedo" que había que preparar justo antes de la fotografía. Nadie iba por ahí con una cámara al hombro ya cargada.

- El fotógrafo llega, mete la cabeza bajo el trapo y se supone que saca la foto. El error más clásico y tremendo de este tipo de representaciones y del que ya os he hablado. En primer lugar el fotógrafo sí que se metería bajo el trapo, pero para encuadrar y enfocar la toma. Luego retiraría el cristal de enfoque e introduciría un marco de madera incluyendo la placa húmeda recién preparada (y que mágicamente ya estaba aquí dentro de la cámara). Sin enfocar/encuadrar primero, desde luego podía salir cualquier churro de foto.

- El objetivo: pero si no tiene!! Vemos toda la acción del fotógrafo y se aprecia claramente un agujero de grandes dimensiones en el aparato que parece estar tapado con una tela negra (?) (no me digas que es una especio de obturador, que no existían en esa época).
Pero luego y por un momento se ve un primer plano de la cámara ahora sí con un objetivo montado (que parece más bien un ojo de buey de barco) y a Colt y dos de sus soldados reflejados en el mismo (última foto de la serie).
Que me expliquen entonces cómo o cuando lo coloca para hacer la toma, o es que sale mágicamente del interior de la cámara? Cómo lo acciona? Dónde está la tapa que se pone y se quita para realizar precisamente la obturación? En todo el proceso anterior no se ha visto ninguna (bueno, como comentado por ver, no se ha visto ni el objetivo).
La explicación? Fijaos bien en los remaches frontales de latón...efectivamente; son dos cámaras distintas.

- Last but not least. El flash. Como siempre, queda muy bucólico y vintage ver al fotógrafo utilizando un soporte en forma de "T" para colocar magnesio y que éste explote en una llamarada instantánea. A ver, como podéis ver en este artículo, en 1861 el uso del magnesio estaba muy muy poco desarrollado, era carísimo y muy raro que se utilizara en forma de polvo.
El tipo de flash utilizado no sería técnicamente incorrecto, pero sí históricamente ya que de esa forma no es encontrarían hasta más o menos 1895.
Por otro lado, el magnesio no se usaba (y menos en interior y tan tempranamente) como una explosión puntual, sino como una combustión de varios segundos (que podía ciertamente explotar según con qué se mezclara) por lo que no era raro que fuera un ayudante que lo manejara al disponer el fotógrafo de tiempo más que suficiente para tapar y destapar el obturador sin necesitar por ello una sincronización exacta con el destello. El "ayudante" en este caso sin embargo no es más que una comparsa para darle el aparato.
Además, resulta que es un flash mágico! Alguien puede explicarme cómo se prende? Por voluntad divina? Claro que no! A partir de finales del S. XIX, los flashes de ese tipo empezarían a incorporar gatillos para la ignición por medio de pedernales o similares pero antes (y más aún 4 décadas antes) había que prender el magnesio por medio de, por ejemplo, mechas o cerillas (y de ahí que el fotógrafo se la jugaba al encender la mezcla). Pero nuestro fotógrafo simplemente sube la mano del flash y éste se enciende maravillosamente sin que sepamos cómo (y efectivamente es algo que normalmente nadie se pregunta, el flash prende, es muy bonito y ya está).

- Me metería con el trípode que de nuevo me parece de quincallería del Ikea, pero reconozco que en este campo no piloto tanto por lo que simplemente dejaré ahí la reflexión.

En fin, que los del History Channel se lucieron con este fotógrafo. Aún así comentar de nuevo que el documental en sí me pareció muy interesante. También me gustan mucho las armas de fuego clásicas y su historia, pero creo que lo tengo más fácil coleccionando cámaras.

Mentes brillantes: Hermanos Wright vs. Curtiss (History Channel)






Y como me gustó el documental del History Channel, pues me puse a ver otros que parecieran interesantes.
Así que me vi este, donde se relata la invención y primeras hazañas del aeropolano, protagonizada por los famosos hermamos Wright y el no tan conocido (cuando menos he de admitir que yo no lo conocía de nada) Glenn Curtiss.

Pues bien, en este reportaje también aparecen un par de cámaras de época que pasaré a despellej...a comentar.
Corre el año 1908 y Glenn Curtiss se prepara para realizar una demonstración con su aparato, el "June Bug". Cuando se está haciendo de camino al aeroplano, salen un par de primeros planos de una cámara (fotos 1-3) que está inmortalizando el momento. Y hablando de inmortalidad...es la cámara que fotografió a Samuel Colt 40 años atrás!! Es que no es que sea ni parecida, me atrevo a asegurar que se trata de exactamente el mismo aparato! Y me refiero al segundo que utilizaron con el objetivo en el que se reflejaba Colt. Comparad fotos e incluso veréis que la cámaras está fijada exactamente en la misma posición, lo que refuerza mi teoría de que ni siquiera se trata de una cámara de fotos real sino de una simple imitación de atrezzo que te compras en internet por 4 duros para decorar el salón de tu casa.
Como diría el otro, pa mear y no echar gota.
En 1908 sí que sería posible ver a este tipo de aparato (caso que fuera real) pero en este caso sería demasiado obsoleto. Ahora se habrían pasado de frenada pues con todo da la impresión de tener un aparato un mínimo de dos décadas a sus espaldas por lo que el fotógrafo en cuestión muy profesional no debería de ser. Además (imaginándonos que fno fuera un sucedáneo decorativo) en 1908 cualquier cámara equiparía un obturador; en este tipo preciso de cámaras debería ser uno de cortinillas tipo "Thornton Pickard" o bien delante o detrás del objetivo pero de cualquier manera visible. Sí que existían también obturadores "invisibles" ocultos tras el objetivo pero cuando menos habría de ser visible la pera pneumática para accionarlo, y en esta cámara no se ve por ningún lado.
Y si la cámara no tenía obturador (posible pero improbable en la fecha, por lo dicho) lo que no puede estar es todo el tiempo con el objetivo descubierto (como se ve hasta en 3 ocasiones), por favor, que es una cámara de fotos y no de cine!
En una de las fotos se ve al fotógrafo semiescondido detrás del aparato (con el objetivo descubierto). Esto sería de nuevo correcto si el fotógrafo estuviera encuadrando/enfocando, que es lo que parece que está haciendo por dónde tiene puestas las manos (haciendo más visera con ellas para ver mejor la escena en el cristal de enfoque). Desde luego sería de nuevo un fallo garrafal si la escena intentara plasmar el momento de la toma de la foto.
Por otro lado, esa sería una cámara para posados y no para fotografiar a gente en medio de un revuelo al salir de una tienda de campaña, que era la escena del documental en ese momento. Para esto y/o fotos periodísticas ya había cámaras mucho más adecuadas como las Goerz Anschütz.

Poco más tarde e igualmente en 1908, la acción se centra ahora en los hermanos Wright que quieren contraatacar al éxito obtenido por Curtiss en su vuelo de prueba anterior.
Ahora aparece un aparato diferente (foto 4). Por desgracia la escena es bastante rápida y la calidad del video no es muy buena, pero se reconoce a algún tipo de cámara americana tipo Rochester Optical / Rochester Camera, de hecho bastante similar a mi Rochester Camera Co. POCO A. De nuevo, se pasan un tanto de frenada pues por el tipo de cámara que es, con el estandarte de madera y el obturador que parece ser un Unicum sería de en torno a 1900. Pero bueno, sería posible.
Ahora bien, que la cámara elegida sea más o menos temporalmente correcta, no quiere decir que el resto no lo hagan mal.
Esa cámara no era un aparato profesional sino amateur, por lo que si pretendía mostrar al fotógrafo como un periodista, mal vamos.
Ya que lo que se ve que está fotografiando es al avión volando, un fotógrafo o periodista profesional habría utilizado de nuevo una cámara con obturador planofocal de cortinillas como la ya mencionada Goerz Ango o alguna Graflex (aunque ésta se me antoje algo complicada para ello).

Pero supongamos que no, que se trata de efectivamente de un aficionado sacando fotos con su aparato. Perfectamente válido. Pero vamos a ver, alma cándida; cómo quieres tomar una foto a un avión en movimiento con ese aparato?? Esa cámara sólo dispone de un visor de cintura fijado a la base de la cámara (se puede apreciar en la foto). Esto es, el aparato había de situarse a una cierta distancia del ojo (más o menos en la cintura) para poder distinguir algo a través de dicho visor. Ese visor da además una imagen invertida de derecha a izquierda, por lo que es poco menos que imposible el poder encuadrar con el mismo una imagen en movimiento, y menos de un avión aunque vuele (aunque sea lento).
Pero es que el fotógrafo en cuestión no está encuadrando por ese visor, no, tiene la cara pegada a la tapa trasera de la cámara!! Pero qué es lo que quieres ver así? El grosor del grano del forro? Existían cámaras en esa época con un visor plegable "Newton" y no se llega a distinguir si esta tenía uno (por el tipo de cámara, lo dudo mucho) con lo que sí que podría encuadrarse una imagen en movimiento.

Por otro lado cómo demonios está tirando la foto el fotógrafo? Ese obturador tiene un botón de dispara justo al lado de la lente, pero el fotógrafo aguanta el aparato con ambas manos en su marco de madera trasero. Precisamente por ello también esta cámara es totalmente inadecuada para hacer fotos de algo en movimiendo pues no puede sujetar el aparato con una sola mano y con con la otra apretar el disparador (cosa que aquí no hace) y pretender encima que la foto te salga enfocada, encuadrada y sin trepidaciones (Y más con tecnología de ppios. del Siglo XX).
Se podría disparar con una pera pneumática pero se aprecia claramente que esta cámara no tiene ninguna conectada.
Por lo que se ve en el reportaje, hubo de hecho una foto de este vuelo de los hermanos Wright, cosa que no pongo en tela de juicio, pero desde luego no fue hecha con una cámara como la que nos muestran. vamos, ni por asomo.

Así pues de nuevo alguien tan prestigioso como el History Channel mete la gamba, de una manera bastante indecorosa, hasta el fondo. No se trata sólo de encontrar el aparato temporalmente adecuado -sin emplear copias chusqueras, que tan caro no sería un ejemplar genuino-, sino también técnicamente y de paso, mostrar su uso correcto.

In The Footsteps Of Ansel Adams: A Documentary Film 2018


Casi por casualidad me topé con este reciente documental que relata vida y obras de Ansel Adams, un fotógrafo paisajista famoso por sus fotografías de parques naturales americanos.
Como se trataba de un documental con fotos y/o videos del fotógrafo en cuestión, pensé que no iba a ser válido para mi trituradora de cámaras mal usadas en la pantalla. Pero me equivoqué.

Aquí pasa algo similar al video de más arriba en el que un policía alemán utiliza (muy malamente) una Agfa Box anacrónica.
En este caso, el narrador comenta que en el verano de 1916, a un niño su padre le regaló una Kodak Box Bronie No.1 y con ella empezó a fotografiar la naturaleza y de ahí hasta donde llegó.
Todo esto lo plasman en una escenificación ya que obviamente no hay ni fotos ni videos de ese momento hace más de un siglo.

Y ahora es cuando vienen y la lían. A ver, si estamos en 1916 y el chaval tiene una Box Brownie No.1, por qué en el video se le ve manejando una, efectivamente, Box Brownie pero una "Model I" que no sería producida hasta 1957! Plas, plas....plas, palmas palmas. Muy bien, os habéis lucido pues es que para más inri, se trata de un reportaje sobre un fotógrafo!! Al que fuera que le tocara buscar la cámara para el video, lo primero que encontró el google fue la Brownie Model I y dijo, "ya está, esta es!" y tan contentos. Luego para más sorna nadie en todo el equipo (desde el productor al narrador) se percató del gazapo, lo que da idea de lo puestos que podrían estar en cámaras clásicas (americanas, ya de paso).

Y de nuevo como en la Agfa Box del gendarme germano, por lo visto las Kodak Box tenían el mismo problema de encuadre, ya que se ve al chaval casi metiendo el ojo encima del visor por lo que o bien estaba buscando bichos dentro del mismo o ya te digo yo qué fotos estaría haciendo de esa manera. A ver, que así es imposible ver nada por ese visor! hay que ponerse la cámara a unos 30-40 centímetros de la cara (dependerá de la persona y el visor) para poder distinguir la imagen a través del espejo y la lupa del visor.

Un video en sí interesante, pero que por estos detalles desluce, y mucho.

Defiance


A veces me pongo a ver películas o documentales de época a ver si cazo algún gazapo. Y a veces simplemente estoy disfrutando de una película por que quiero verla y me salta el gazapo por sí mismo al regazo.

En esta producción del 2008, James Bond y el hermano de Lobezno lideran a un grupo creciente de judíos que se ocultan en los bosques bielorusos de la barbarie nazi.
Tras malpasar en chozas el crudo invierno de 1941, o sea ya a principios de 1942, el numeroso grupo se alegra tanto de la llegada del buen tiempo que deciden hacerse una foto en grupo. En la película le hacen tal primerísimo plano al objetivo de la cámara en cuestión, que es imposible no poder identificarla bien. nada más verla me dije: tate! esa cámara como que no me cuadra.
Y efectivamente, no cuadra. En la película se ve claramente un objetivo Agfa Apotar 1:4,5/85 montado en un obturador Gauthier Prontor-S, por lo que el aparato es una Agfa Isolette II o quizás una Isolette I, con lo cual es más que fácil pillar lo que está mal: Ese objetivo y esa cámara no se fabricarían hasta cosa de 1951. Así que quien buscara la cámara lo hizo de nuevo solo a medias. Es cierto que la Isorette/Isolette ya existía antes de la guerra, en torno a 1937, pero con otra combinación de objetivo/obturador. De hecho es que la "S" del "Prontor-S" viene a indicar su sincronización PC para flash, que vemos en la foto como un pitorrillo entre el 25 y el 50 del dial de tiempos. Este obturador salió más o menos al tiempo que el Compur Synchro (bautizando así ambos obturadores al sistema mencionado de sincronización "PC - Prontor-Compur"). Antes del Prontor-S, Gauthier hizo pruebas con un "proto-PC" en sus Prontor-II y Deckel lanzó un par de Compur-Rapid sincronizados antes de reconstruirlos y rebautizarlos en Synchro-Compur.
Se aprecia incluso el número de serie del Apotar N08091. Por desgracia no existen listas que permitan fechar una Agfa por su número de serie, pero aquí podéis ver mi ejemplar de Isolette II con el Apotar N95038 que es exactamente igual a la cámara empleada en la película.

Así que no, lo siento, mira que habría sido fácil acertar; pero parece que de hecho es siempre más fácil cagarla.

Aquí cuando menos, el trípode empleado es más creible que el que empleaba Mario Casas al mismo tiempo con otra cámara, aunque en ese caso la cámara de Mario sea temporalmente más correcta.

Por otro lado, se ve que la cámara dispara con temporizador y la velocidad de obturación puesta a 1/5s. Esta velocidad es muy lenta pero no la voy a discutir ya que están usando trípode y temporizador (con lo que la cámara no trepida) y teniendo en cuenta que estaban en un tupido bosque, que la sensibilidad de la película no sería muy alta (si con suerte llegaba a lo que hoy conocemos como ISO100) y que el objetivo era baratillo (El Apotar era el triplete más básico que montaba Agfa), la velocidad de obturación no podría ser mucho más alta si no querían subexponer la toma. El caso es que con esa velocidad se me antoja muy muy difícil que tanta gente (en la peli se encuadran más de 100 personas, en la que parece la foto real si habrá 1/4 parte de los mismos) salga bien en una foto de grupo a una exposición tan larga como 0,20 segundos. Qué no? probad vosotros ha hacer una foto parecida a esa velocidad y luego me contáis...

U-571




Como habréis visto, no son todo meteduras de pata lo que os comento en etse artículo. Me regocija ver que de cuando en cuando hay producciones que sí que aciertan con los aparatos empleados, por lo que me parece justo compartir estos aciertos con vosotros.

En este caso se trata de la película del 2000 "U-571" protagonizada por Harvey Keitel, und jovencísimo Matthew McConaughey, la actuación estelar de Jon Bon Jovi y el malogrado Bill Paxton (a quien siempre recordaré con cariño por su papel de Hudson en Aliens). En ella, un submarino americano ha de asaltar a otro alemán averiado par hacerse con su máquina de cifrado "Enigma". El plan sale medio rana y al par de americanos supervivientes les toca salir por piernas como pueden con el U-571 y, ojo spoiler! Bon Jovi no llega al final del concierto.

Pues bien, en esta palícula que vi ayer tras tener un buen recuerdo de ella años atrás, aparecen dos cámaras fotográficas.
La primera no se distingue bastante bien pero parece ser de nuevo una Graflex con un flash de bombilla incorporado. Corren los comienzos de 1942, así que este equipamiento es más que posible aunque el flash (y no distingo su sincronización, que sería un punto clave) sea muy moderno y, en su caso, aún no patentado. Y alguno os quejaréis de que no aceptara la misma cámara en el mismo año en el caso de Mario Casas. Claro, y ya os conté el por qué; dónde es más esperable ese aparato en 1942? en una distendida fiesta en un club de oficiales de la Marina americana, o en un campo de concentración alemán? Pues eso.

La segunda cámara se ve con claridad mientras el rockero estrella la maneja para fotografiar los restos de su incursión en el submarino enemigo. Se trata de una Argus C3, una cámara americana producida ya desde 1939 (y hasta 1960!) que además tiene el honor (con permiso de las Ihagee Exaktas de 1935) de ser una de las primeras cámaras con conexiones a flash de serie. Por lo tanto el aparato es totalmete correcto e incluso lógico si tenemos en cuenta que para la misión era más indicada gracias a su menor tamaño que una graflex.
Incluso la bombilla utilizada, sin poder apreciarse del todo, parece correcta. Ya de entrada es de generosas dimensiones tal y como debería ser (no como las que se le ve usar a Mario Casas). Por otro lado parece que el material interior combustible es del tipo de "tela de araña" que se desarrolló más o menos por esa época tras el relleno de láminas de aluminio.
Precisamente llevando esa cámara es cuando a Bon Jovi se lo lleva por delante un cacho de metralla sobredimensionado (ups, otro Spoiler).

Así pues, felicidades en este caso a la producción, por lo menos en la elección de los aparatos fotográficos!

Erase una vez en América
Genial película de Sergio Leone que se desarrolla en 3 escenarios temporales en 1920, 1932-1933 y 1968. la recordaba con mucho cariño y en especial la escena en la que le hacen una foto de estrangis a un poli corrupto en una situación -ajém- comprometedora. Tras mucho buscar (y creí que iba a ser más sencillo) logré encontrar la película completa para buscar la escena indicada. No solo la encontré sino que hallé otro ejemplo del uso de cámaras clásicas en la película.
El análisis me dejó al final un sabor agridulce, pues al principio parecía todo correcto pero luego se torció la cosa. Como paso a contaros.






Empezamos con la escena de 1920 y que es la que me hizo buscar la película para analizarla.
En ella los "jovenzuelos gangsters" pillan de marrón a un poli corrupto y le hacen una fotografía con lo que le tendrán cogido de los propios y podrán chantajearle a gusto.
Sin poder determinar exactamente la cámara que utilizan, sí que se puede apreciar cuando menos que se trata de algún tipo de aparato americano del estilo de la Rochester Camera Co. POCO Serie A que monta (ésto sí se aprecia bien) un obturador Unicum.
Todo apunta a que es una cámara producida hasta 1900-1905 como máximo aunque aún hubo algunas similares hasta los 1910´s. Con esto vengo a decir que la cámara sería correcta para haber sido utilizada en 1920 aunque fuera ya un modelo algo anticuado.

Además para la fotografía se ve a Noodles/DeNiro empleando un flash de magnesio que origina una generosa humareda. El día es muy soleado pero teniendo en cuenta el aparato y que los fotografiados están a la sombra, sería correcto su uso. Por lo poco que ve al flash en al imagen, me parece identificarlo como un "Spreadlite" que de nuevo sería totalmente correcto en 1920 (y mira que los flashes suelen emplearlos mal. Esta peli tampoco se libra pero en el siguiente caso).

De nuevo correctamente se aprecia que el Unicum se acciona por una pera pneumática enchufada en el pistón correcto y además mientras los chavales conversan con el sorprendido agente de la ley, se ve como el fotógrafo (Max/James Woods) inserta la lámina de protección de la placa y luego extrae el portaplacas para que otro de los chavales salga corriendo con el negativo incriminatorio. Todo correcto!!








Pero después de hacerlo tan bien en 1920, llega 1932 y Sergio lo hace mal.
En una de las escenas que transcurren en ese año no se ve solo a una, sino a todo un ejército de nuestra cámara favorita: La Graflex.
El que se haya leído todos los análisis anteriores, debería tener ya una idea de por dónde van los tiros.

En 1932/33 de hecho ya existían las Graflex tal y como se las ve en la pantalla, aunque se ven varios tipos y me es dificil concretar cada uno de ello, siendo posible que se mezclen cámaras más o menos (temporalmente) adecuadas u otras marcas que no sean Graflex (como Busch Pressman, Towero Linhoff). Decir en este punto que las cámaras del "modelo anterior" de Graflex (Como la Revolving Back Series B) aún se seguirían vendiendo hasta tras la II Guerra Mundial, pero al ser estas del tipo Reflex, eran menos cómodas de utilizar que las tipo Speed Graphic, como las que se ve utilizar a los reporteros.
Por esto, es más que posible que emplearan esas cámaras en ese año sin, como dicho, meterme en un análisis más a fondo de los aparatos en sí, aunque sí que apuntaré al detalle de que muchas de las cámaras presentan telémetros acoplados, que aún no existían para las mismas.

Por otro lado, se ve perfectamente que algunas cámaras equipan obturadores alemanes Compur totalmente correctos, pero otras montan obturadores Kodak Supermatic los cuales no serían comerciales hasta 1940.

Acoplados a varios obturadores, vemos algún que otro dispositivo de sincronización de flash de los que no hubo de nuevo hasta los albores de la II GM. Sí que existió una incipiente sincronización por estos años, pero aún nada tan avanzado.

Y por último lo más flagrante; la combinación flash/bombillas. Si bien es cierto que -de nuevo sin entrar en mayores análisis- ya existían los aparatos de flash al modo que se representan en la película, también lo es que en 1932/1933 y tan sólo escasos 3 años desde que se lanzara la primera bombilla comercial para flash en 1929, estas tenían la particularidad de que todas funcionaban con casquillo E27 (por eso también muchas veces se las conocía como bombillas de Flash Edison, de quien provenía la "E" del E27). O sea, que las bombillas habían de enroscarse al flash y desensorcarse tras su uso antes de poner una nueva.
Sin embargo en la película se ve a los fotógrafos cambiando bombillas a ritmo frenético una tras de otra, y esto es posible porque las bombillas que se les ve utilizar (y por ende sus flashes) tienen un casquillo diferente...que no se introdujo hasta después de la II Guerra Mundial! Reconozco en este punto que aún no he redactado el artículo del flash de bombilla que tengo en mente, pero sí he recopilado y estudiado la suficiente información para saber que como poco hasta la II Guerra Mundial el casquillo standard era el E27, aunque hubiera de hecho bombillas de varios tamaños. Así pues los fotógrafos del filme están utilizando tecnología que no se desarrollará hasta dentro de una década.
En esta película, aunque hubiera sido válido y esperable que los fotógrafos utilizaran bombillas de flash (las correctas de casquillo E27), no habría sido tampoco extraño que alguno aún empleara flash de magnesio ya que en velocidad de uso no se llevaban mucho el uno al otro (en uno reemplazar el magnesio, en otro desenroscar la bombilla y enroscar la nueva), siendo el de magnesio lógicamente más incómodo de utilizar pero mucho más barato que las bombillas de la época.

El último fallo que os comento aquí tiene relación con el anterior. Y es que en algunas de las imágnes se aprecia a fotógrafos empleando bombillas azules. Estas bombillas se desarrollaron para fotografiar en color y, además de que estas que vemos fueran ya de un casquillo temporalmente equivocado, este tipo de lámparas aún no serían posibles en 1933. No digo con esto que entonces no existiera la fotografía en color (existía pero a muy baja escala) sino que estas bombillas azuladas no lo hacían.
De hecho sí existe algún que otro ejemplo de bombillas E27 azuladas, pero las que se ven en la película desde luego no en 1933.

Ay, Sergio! Otro que cae en la tentación de las Graflex...

King Kong (2005)
Casi cualquier persona, cinéfila o no, recordará la película de King Kong original y la escena en la que los flashes de unos reporteros hacen montar al gorila en cólera y empezar su alocada y mortal carrera hasta acabar despeñado del Empire State Building. Es curioso cómo no había pensado antes en esta película en la que los destellos de flash juegan un papel tan importante en la trama. En este caso analizaré la versión de 2005 de Peter Jackson, comparada con la original de 1933 lo que me brinda una preciosa oportunidad de poder demostraros los gazapos con pruebas palpables y no solo con mis teorías conspiranoicas (que parece ser que por mí, todas las pelis con cámaras están mal hechas!).
Efectivamente, la película original se estrenó en 1933 representando hechos del presente, por lo que no tenían más "remedio" que emplear los aparatos correctos, que eran los que había en la época.
Sin embargo Peter Jackson echa mano (de nuevo) de las Graflex para equipar a sus fotógrafos y (de nuevo) lo hace mal, como podré demostrar con pruebas en este caso.
De hecho el análisis de esta película sirve perfectamente para desmontar gazapos de Graflex "contemporáneas" como en Erase una vez en América (1932) o Camino a la perdición (1931).


La película del 2005 está, pues, ambientada en 1933. En la escena a estudio, en el teatro, vemos aparecer a un ejército de fotógrafos armados todos ellos con Graflex con flash.
De principio todo parece correcto, ya que las Speed Graphic (como ya hemos visto en otros análisis) ya existía en esas fechas. Las bombillas que emplean para los flashes también, a primera vista, son correctas pues se aprecia que son de gran tamaño correspondiente al casquillo E27 que era el único existente en la época. Ahora bien, el material combustible de las bombillas de 1933 aún era laminado de aluminio, por lo que se ve que las que emplean en la película son más modernas.

Por otro lado, apreciamos de nuevo que los flashes empleados están sincronizados con la cámara. Este tipo de sincronizaciones con las Graflex no existirían hasta comienzos de la II Guerra Mundial, pero se observa perfectamente que la cámara del reportero del centro tiene el flash sincronizado al obturador por un conector de 2 pines. Esto sería incluso un avance postguerra. Así que se han adelantado unos 3 lustros al uso del flash adecuado.
Más allá, los flashes de bombilla en 1933 estaban aún muy poco avanzados y no se había desarrolado aún la fijación de los mismos a las Graflex. En las imágenes vemos como las unidades de flash están sujetas a un lateral de la propia cámara, cuando en 1933 estos flashes eran básicamente un sistema de linterna (o sea, un tubo metálico con unas baterías dentro y una bombilla en un extremo, en este caso con un cuenco reflector) que se encendían apretando un botón en las mismas, por lo que la sincronización era "a ojo".

Podemos ver claramente que cámara del reportero equipa un telémetro (entre la cámara y el flash) cosa que aún no existía de ese modo en 1933.

Para bordarlo todo, el reportero está fotografiando "a las bravas" sin mirar por el visor de la cámara para encuadrar, y visores tiene esa cámara de sobra. Cierto es que en algunas situaciones se puede ver (y comprenderlo) al reportero fotografiando a ciegas elevando su cámara sobre un mar de cabezas, pero en este caso el periodista tenía todo el sitio del mundo...y se arriesga a sacar una foto descentrada y/o desenfocada?

Y si seguís sin creeros todo lo que os cuento, aquí viene el análisis de la película original.
En la película original también transcurre la acción en 1933, así que se rodó entre 1932/33 con la tecnología existente en el momento. En el caso de las bombillas de flash y el aparataje para utilizarlas era algo realmente nuevo que existía solamente desde 1929/30.
Aquí, y como referencia, veis un magnífico ejemplo de cómo era el equipamiento de flash en 1931 que debería de ser muy similar al empleado en la película uno o dos años después. Y de hecho lo es.

Las imágenes son una delicia histórica y ninguna tiene desperdicio. Por ello os incluyo tantas.
En Primer Lugar vemos de nuevo llegar a un ejército de reporteros, pero estos no se ponene directamente a fotografiar sino que primero han de preparar su equipo, lo cual lleva su tiempo.




Ahora que ya están todos preparados y se ponen a disparar, podemos ver um montón de cosas muy muy interesantes:

- No todas las cámaras que se ven, son del tipo Speed Graphic. De hecho aunque sí que se aprecia alguna, son la minoría. Esto es debido a que era una cámara muy nueva de en torno a 1931 y hasta entonces las cámaras de reportero típicas (entre otras) eran igualmente de Graflex, pero del tipo Reflex con un gran capuchón para el enfoque/encuadre como la Graflex Revolving back Series B las cuales podemos apreciar perfectamente en hasta por lo menos cuatro reporteros.

- Sean las cámaras Speed Graphic o no, no vemos siquiera un aparato en el que el flash esté fijado a la cámara. De hecho vemos como todos los flashes presentes son sujetos por un reportero con la mano. Apreciamos incluso que el reportero de abajo está sujetando dos flashes al tiempo, uno con cada mano, lo cual quiere decir que debía sincronizarse con un compañero que era el que disparaba la cámara. Otro de los fotógrafos sujeta incluso un flash de triple bombilla.
Los flashes eran más que necesarios en un ambiente de penumbras como el teatro y de hecho hay fotógrafos que no manejan flash por ellos mismos y estarían a expensas de aprovechar el destello producido por alguno de sus camaradas.

Ninguna de las cámaras equipa un telémetro.


Aquí se pueden ver de nuevo muy bien alguna que otra cámara tipo Speed Graphic pero mayoritariamente aparatos reflex (Graflex) además de verse a los fotógrafos sujetando con las manos los flashes (unitarios y triples).




Ya en la escena del rebote de Kong, le bombardean a flashazos en secuencia. Apreciamos hasta 3 flashes triples y por otro lado se puede ver muy bien que emplean las correctas lámparas de aluminio laminado, por que no había otras entonces!
Las bombillas que veis blanquecinas son las que ya habían sido prendidas, quedando su interior opaco por la combustión y los humos.
Pues ahí queda eso. Creo que a Peter Jackson no le habría costado mucho trabajo encontrar las cámaras correctas; simplemente tenía que haberse fijado en la película original! De nuevo se le pega un hachazo al rigor histórico en una película en aras de la comodidad o la puesta en escena. Una lástima.

Daniel Sánchez Torres

Primera edición: 14.11.2018

Última edición: 12.03.19

Volver a artículos