Ricoh TLS 401


Ricoh TLS 401
Fecha de adquisición 17.01.13
Lugar + Fecha de Fabricación Japón, 1970
Número de serie 02227974
Objetivo/Número de serie Auto Rikenon 1:1,7 / 50mm
Obturador Plano focal 1/1000s
Tipo y dimensiones negativo Carrete 135 / 24x36mm
Referencia Kadlubeck RIK1600

Esta Ricoh SLR no se engloba exactamente dentro del tipo de cámaras que colecciono habitualmente, pero en este caso se trata de una obligada excepción, ya que la cámara en cuestión fue un magnífico regalo que me hizo mi compañero de oficina Ulrich Behrens y que fue propiedad de su hermano Klaus Jürgen. De hecho, después de mucho coleccionar, se trata de la primera persona que me regala desinteresadamente su cámara particular de fotos. Antes de él ya me han regalado (pocas, pero las hay) cámaras otras personas, pero o bien fueron cámaras compradas al efecto (y no las propias) o bien se trataba de familiares, como en el caso de la Voigtländer Bessamatic de mi padre o la Nikon AF 230 de mi hermano mayor, que precisamente colgué la semana pasada.

El caso es que Ulrich me comentó su reciente compra de una Nikon DLSR y en la conversación salío a colación que yo coleccionaba cámaras clásicas. No dudo en ofreceme su vieja cámara Ricoh SLR que estaba sumida en el olvido desde hacía un par de décadas en algún lugar de su desván.

Por supuesto, no rechacé el ofrecimiento pues aunque no conocía las cámaras Ricoh (a la marca sí, pero no sus aparatos), una cámara siempre es una cámara y no te regalan una todos los días! Aún así estaba yo algo escéptico en cuanto al aparato y me imaginé que sería algo sencillito como la Porst CX6 (en realidad una Praktika MTL 5).

Al día siguiente me trajo Ulrich su vieja SLR. Y mira por donde, la cámara es mucho más interesante que lo que me había esperado!

Al principio no causaba muy buena impresión, pues la funda estaba literalmente consumida por la lepra. Las condiciones del desván la habían ido agrietando cual pantano seco y ahora prácticamente se desmenuzaba en las manos. Pero mira por dónde, tanto la cámara como el objetivo estaban en excelentes condiciones!

La cámara fue producida (en versiones cromo y "profesional" negra) a partir de 1970 hasta una fecha indeterminada, en Japón, de donde vinieron el resto de cámaras que en breve iban a acabar para siempre con la larga y hegemónica historia de la fotografía alemana. De buena construcción y sensación robusta en las manos, en principio la TLS 401 no ofrecía mucha diferencia con otras SLR de la época, aunque en realidad se acabe descubriendo como una cámara a tener en cuenta.

Gracias a Klaus Jürgen, puedo mostraros además una publicidad alemana de 1976 de la casa Neckermann en la cual dicen ser el único distribuidor oficial de la misma en Alemania. En esa publicidad podemos ver igualmente anunciado el modelo anterior (la "Singlex TLS") y ver que la cámara costaba (modelo en negro) 598DM de la época montando el Auto Rikenon 1:1,7/50mm que monta mi ejemplar. Tan sólo la funda costana 49,50DM! Incluso ofrecía una funda de lujo por 59DM.

Lo primero que me saltó a la vista al sacarla de la maltrecha funda fue su abultada parte frontal, donde debería ir colocado el pentaprisma. Rapidamente me evocó a la Nikon F2 de mi amigo Daniel Jiménez, aunque en éste caso la Ricoh no llegue a tanto.

Lo que escondía dicha abultación era un curioso doble visor de la cámara que no he visto en esta forma realmente en otras SLRs (aunque en éstas esté yo muy versado) y que rememora a los visores de cintura de las primeras SLR.

De hecho esa abultación es un hueco necesario para alojar a ese segundo visor a una palanca que se usa para liberarlo. Para ver a través del mismo hay que deslizar una tapa superior y luego hay que colocar un dial lateral (que es dificil no encontrar) a su posición "2". Al hacerlo, una portezuela interna nos tapará la visión del visor frontal y liberará el de cintura. El dial en posición 1 volverá a cerrar la portezuela interna para el visor superior y permitirá usar de nuevo el ocular.

Gracias a dicho visor extra (único en su clase según la propaganda del momento) se podían hacer fotos con la cámara a ras del suelo (sin tener que tumbarse en el mismo para ello), fotos del cielo (o lo que hubiera por encima del fotógrafo) sin dejarse las cervicales en el intento, o fotos "inadvertidas" al no tener que situarse el fotógrafo directamente de la posible persona a fotografiar.
Ambos visores ofrecen la misma y clara información, que es el encuadre, el enfoque, el selector de exposímetro (S/A) que luego a continuación y el medidor de exposición, con una linea que indica si la imagen está bien expuesta o super- o subexpuesta. EL enfoque dependerá del uso del objetivo utilizado y la imagen aparecerá enfocada cuando así la veamos a través de alguno de los visores.

Otra de las características especiales el el doble exposímetro de la cámara. Cámaras de medición TTL ya había de sobra en esta época, pero la TLS 401 ofrecía algo más, y es que la cámara está equipada con un exposímetro puntual y otro de valor medio. Así pues, por medio de una palanca en la parte trasera de la cámara podríamos elegir que la cámara midiera la exposición de la imagen sólo puntualmente (o sea, en el círculo central que se ve a través del visor) o la exposición media de toda la imagen. El tipo de medición nos lo marca el indicador S/A antes mencionado a través visor.
La medición puntual recogía sólo un 10% de la superficie medida por la exposición media, medida en su centro.

Además, para ahorrar el consumo de batería, a un lado del objetivo nos encontramos con un botón para dar corriente al exposímetro o cortársela si la cámara no se va a usar.

Aparte de eso, la cámara es totalmente manual y el exposímetro no nos regulará ni velocidad de obturación ni diafragma. Ambas cosas habremos de seleccionarlas manualmente siguiendo la lectura del exposímetro usado para centrar la aguja que mide la exposición y es visible en la parte derecha del visor.

Para ajustar el exposímetro, hay que seleccionar la sensibilidad de la película utilizada, cosa que hacemos gracias a un dial frontal situado justo debajo de la inscripción del modelo de la cámara. Para ello tiramos del dial y lo movemos hasta que su abertura nos indique la sensibilidad utilizada, desde ASA 100 hasta 1600 (ISO hoy en día).

Ese dial es también el que nos permite ajustar las velocidades de obturación, desde 1 segundo a 1/1000s y opción B para apertura contínua del diafragma. Debajo de este dial hay una palanca para el temporizador, que nos deja unos 8 segundos de tiempo antes de accionar automáticamente el obturador.


En la parte superior de la cámara encontramos la palanca de avance de película (que evita dobles exposiciones), acompañada de una ventana que nos indica el número de la foto actual. Una vez la cámara esté cargada y lista para disparar, una pequeña ventana circular verde cambiará al color rojo. Encima de esta indicación vemos el disparador que incluye dentro una rosca para latiguillo.

Al otro lado se sitía la palanca de rebobinado del carrete y apertura de la cámara, Debajo tiene un dial para recordarnos si la cámara está cargada con película en blanco y negro, color o está vacía.

En mitad se localiza la zapata para accesorios sin conexión a flash. Dicha connexión la encontramos por partida doble en un lateral de la cámara, donde encontramos todo tomas PC; una X para flash electrónico hasta 1/125s y otra M para flash de bombilla. Ambas están sincronizadas de diferente manera con el obturador. Dependiendo el tipo de bombilla usada con el flash M, la velocidad de obturación se podía ajustar de entre 1/30 a 1/160s.

En la parte inferior se sitúa el compartimento para la batería de los exposímetros, del tipo Eveready EPX 625 o Mallory RM 625R. También el botón de liberación de carrete para el rebobinado, una rosca de 1/4" para trípode y la inscripción "Made in Japan" (por entonces los japoneses aún producian en casa y no también en China como algo más tarde).

Para acceder al interior de la cámara tiramos de la palanca de rebobinado. El interior está limpio y tampoco revela mucha más información aparte de la común chapa con resortes de la tapa trasera que sirve para forzar la película al plano focal.

En este punto os preguntaréis ya por qué no he hablado del objetivo, no? Bien, pues porque aunque el objetivo sea el que relamente solía entrar con la cámara (o éste o el Rikenon 1.4/55mm), se trata de una cámara de rosca M42, por lo que cualquier objetivo con esa métrica le sirve. En éste caso la cámara monta un decente Auto Rikenon f/1,7 50mm, del que podéis leer más en su propio artículo.

La TLS 401 es desde luego una cámara que sería muy interesante de utilizar, y lo haría! Si no tuviera ya a al espera. Desde estas lineas, agradecer de nuevo a Ulrich (Y a Klaus Jürgen!) su regalo, con el que han contribuido gratamente reducir el sitio en mi vitrina (que la cámara no es pequeña!) a la par que a aumentar mi conocimiento sobre las SLR.






Manual en PDF
Manual de Ricoh TLS 401
(inglés, PDF)
Gracias a Butkus


Publicidad Ricoh TLS 401 1976
Publicidad Ricoh TLS 401 1976
Gracias a Klaus Jürgen Behrens

Otras fuentes en internet:
- www.misa-photography.de
- www.kyphoto.com (Manual de reparación)

Atrás